La Luz Entre Los Océanos… esperanza que nunca se extingue

THE LIGHT BETWEEN OCEANS
Tom Sherbourne (Michael Fassbender) es un veterano de guerra cuya mente aún sufre los estragos de la misma y la culpa de haber sido un sobreviviente cuando el resto de sus compañeros fallecieron. Para intentar tranquilizar sus pensamientos, se ofrece como voluntario para encargarse de un faro al oeste de Australia. Durante una reunión en tierra, conoce a Isabel Graysmark (Alicia Vikander) de quien quedara enamorado y con quien hará una vida en la solitaria isla donde vive. Pero pronto, su tranquilidad se verá turbada por una serie de infortunios y dilemas morales, los cuales solo incrementaran su culpa.
Los fans de las películas de Derek Cianfrance ya deben estar familiarizados con su fórmula: crudeza total durante el desarrollo de un melodrama con tintes románticos que no tiene el menor problema en poner a sufrir a sus protagonistas, siendo su más íntimo cómplice la cámara misma, la cual agrega una sensación de intimidad, haciéndonos partícipes de todas las sensaciones presentes, como la pasión, la culpa y el perdón.
 
luz3
 
La cinta está basada en la novela homónima de M.L. Stedman, done lo primero que debe venir a la mente para comprender la historia, son los trastornos que ha dejado la guerra en nuestro protagonista, la importancia de las costumbres de un pequeño pueblo, pero aún más, la formación del carácter que distintas situaciones van imponiendo a los protagonistas. Todo esto para formar la fórmula perfecta para una historia de este estilo, termina convirtiendo cada elemento en una mera herramienta que se basa en la química de los protagonistas, donde la gran interpretación de Fassbender como el ex soldado atormentado, y Vikander como la enamorada que lo único que quiere es total felicidad junto al hombre que ama, y quien no permitirá que nadie se interponga entre ellos, ni siquiera el mismo. El problema de la cinta llega cuando se intenta sostener una cinta solo en el carisma de los actores, su química y bellas tomas de los impresionantes paisajes, eso lamentablemente hace que una buena cinta termine sintiéndose larga y pesada por momentos, demasiado contemplativa
La Luz Entre Los Océanos es una cinta que solo disfrutaran aquellos que gusten películas atascadas de sentimentalismos y largas tomas que nos demuestren el pesar que ataca a cada uno de los involucrados, a cualquier otro, podría hacerlo dormir en un segundo.
 
luz4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.