Moana, hasta los semi-dioses necesitan ser salvados

moana3

Moana es una niña de las islas del Pacifico sur, hija del jefe de la tribu, que vive en paz y armonía con la naturaleza, pero desde siempre, su pasión ha sido el mar, mismo al que su padre teme. Su abuela le platica que hace años, un semi-dios llamado Maui, robo el corazón de Tefiti, la personificación de la naturaleza, lo que provoco una constante muerte de la misma, y que despertó la ira de TeKa, un demonio de lava que quiere hacerse de la preciada joya. Moana debe aventurarse al mar, aun en contra de los deseos de su padre, para ayudar a Maui a localizar su anzuelo mágico, y así, poder llevarlo a devolver el corazón a su lugar de origen.

Disney continúa innovando y evolucionando a sus princesas/heroínas, con personalidades cada vez más fuertes y empoderadas, dispuestas a salvar el día en lugar de ser rescatadas, y esta ocasión, hasta el gusto se da de salvar a un semi-dios, además de dejar de lado toda trama romántica para solo enfocarse en la aventura.

Impresionante me sigue pareciendo la manera que la animación sigue mejorando con cada entrega de la casa del Ratón, pues una vez más vemos increíbles avances con el agua, el pasto, el viento y en esta ocasión, la lava, pues cada vez logran hacer que sean más reales y sin quedarse atrás, la misma Moana, que está hecha de tal manera que en verdad podrías imaginártela como una niña real (además de estar perfectamente diseñada para ser convertida en muñeca) y cuyas proporciones son cada vez más reales, y lo que me parece permite a las niñas identificarse mucho más con el personaje.

moana2

Otro detalle que me parece muy interesante, es el hecho de que la cinta no cuenta con un villano como tal, si bien existen personajes que por momentos meten a nuestros héroes en problemas, no tenemos a uno en específico que este constantemente intentando cortar sus intenciones, funcionando más como antagonistas, pues el verdadero villano de la historia son “las consecuencias” de ciertas acciones, lo cual me parece una muy buena lección que los niños deben aprender.

La música, compuesta por Mark Macina y con letra del talentosísimo Lin-Manuel Miranda, está lista para convertirse en un clásico como lo han logrado cintas pasadas, especialmente “How Far I’ll Go”, que canta Moana y “You’re Welcome” de Maui, son inolvidables y te apuesto saldrás tarareándolas de la sala.

Una cinta que no debes perderte en compañía de tus hijos, y si no tienes, pues hasta solo.

moana1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.