Aliados… Marion Cotillard y Brad Pitt en una cinta muy desangelada

ALLIED

La nueva cinta de Zemeckis no llega al potencial que prometía

Esta es una de esas cintas que al igual que la desastrosa Assasin’s Creed (también protagonizada por Marion Cotillard) termina siendo poco satisfactoria en gran parte por la calidad de talento involucrado, no solo frente, si no detrás de la cámara. Robert Zemeckis es uno de los grandes cineastas de Hollywood y qué decir del talento actoral de Cotillard y Brad Pitt, pero tristemente la cinta se queda corta de lo que pudo ser.

Sin duda habrá muchos que asistan a las salas de cine por el mero morbo de ver a estos actores en pantalla, especialmente después de los rumores de que fue aquí donde el matrimonio de Pitt se desmoronó, pero no dejen que chismes sin fundamentos afecten la manera en que perciben este producto cinematográfico. La cinta es muy atractiva visualmente, pero generalmente le pide creerse demasiadas cosas a la audiencia para funcionar.

Una historia de espías situada en la Segunda Guerra Mundial donde no existe la sutileza en los personajes de Pitt y Cotillard, quienes en un giro nada sutil se enamoran y cometen un violento asesinato. Pasa el tiempo y se casan y tienen un hijo hasta que… ¡sorpresa! otro giro revela que el personaje de Cotillard tal vez sea un doble agente y de ser cierto Pitt deberá matarla. Es una trama que genuinamente interesa, pero su desinteresada ejecución hace que no termine de cuajar del todo, terminando en una película meramente entretenida que nunca alcanza su potencial.

Texto y critica por Jorge Guevara

alia2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.