CHiPS: Patrulla Motorizada Recargada

Cualquiera de mi generación (sí, soy hijo de los 80s) o anterior, podrá recordar alguna vez, si no haber visto la serie, si cuando menos haber visto los comerciales y conocer al famoso Erik Estrada (no, para nosotros no se hizo famoso al lado de “La Tesorito” y Bibi Gaytan en “Dos Mujeres Un Camino”) y cuando menos saber que la serie trataba de una pareja de policías que semanalmente tenían aventuras diferentes… Eran los famosos “Poncharello” y “Wilcox”, protagonistas de “Patrulla Motorizada”.

Ahora esta serie regresa, o al menos la idea, pero en su versión actualizada y para pantalla grande, de la mano de Dax Shepard como escritor y director, y Michael Peña (el “latino chistoso de Ant-Man”) como el famoso “Ponch”.

Una vez más, una serie de antaño recibe el tratamiento cómico irreverente, pero con una diferencia, digamos del fallido intento que fue “Starsky & Hutch” con Ben Stiller y Owen Wilson… en esta ocasión si funciona.

Un agente del FBI con un extremo caso de adicción sexual, debe infiltrarse a la “California Higway Patrol” (las siglas reales son CHP, pero como tienen derechos sobre las mismas, la serie se vio obligada a agregar una “i” y una “s” para diferenciar) para descubrir  un grupo de policías corruptos que llevaron a cabo un millonario robo, sin contar con que un ex-motociclista extremo retirado (y con más lesiones que nadie en el mundo) ahora novato en la policía, será su compañero, cosa que no hará las cosas fáciles para ninguno de los dos.

Obviamente la cinta es un intento de llamar una vez a ese gusto por revivir el pasado de muchos, pero estamos hablando de que la serie ya tiene cerca (o más) de cuarenta años, lo que no le provocara el menor ruido a gran parte de la audiencia, es por eso que, el convertirla en una película de comedia “exagerada e irreverente”, es la mejor apuesta para así llegar a un público mucho más amplio, que lamentablemente, para quienes fueron fans, puede ser un poco contraproducente (aunque dudo mucho que tengamos un club de fans de la misma).

Persecusiones, balazos, Ducatis, explosiones y mucha acción se mezclan con los chistes sexualizados, escatológicos y exagerados, combinando a una pareja dispareja (uno no es bueno para la moto, el otro apesta disparando) que harán que más de uno pueda reír a pierna suelta con esta cinta, siempre y cuando, vaya con el cerebro apagado e intente no sobre analizarla.

Comedia simple que funciona para pasar un divertido fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s