Voraz… deberían creer en su película y no intentar engañar al publico

No, no se están comiendo la una a la otra… se están peleando y solo se muerden el brazo, como perros nada mas.

Desde que comenzar a hablar de “Raw” (Voraz) y nos presentaron el tráiler, donde se nos decía que en sus primer exhibiciones la gente salía de las salas de cine en ambulancias debido al trauma que les causaba la película y presumían ser la película más fuerte desde “Holocausto Caníbal”, OBVIAMENTE, mi ganas de verla se hicieron infinitas, y vamos, si en cada screening regalaban bolsas de mareo… ya estaba preparando mi estómago para dos horas de gore y sangre en lo que estaban llamando “un poema de caníbales”… que decepcionado salí.

Una chica, de familia cien por ciento vegetariana y recién admitida en la facultad de veterinaria comienza a experimentar (así, de la nada) un gusto por la carne cruda, cada vez más y más fresca, hasta descubrir una debilidad por la carne humana, combinada con un curso donde todos los chicos de primer ingreso son tratados como basura y la autoridad escolar no existe… esto debería tornarse en una historia de desmembramientos, sangre, desapariciones, pero no… no pasa de ser simplemente una alegoría a los “retos” que trae el crecer y el pasar a otra etapa de tu vida, especialmente con tu cuerpo… FUCKING BORING!!!

Y podría no estar molesto con la cinta, podría haberla visto con otros ojos, si no se hubieran dedicado durante meses a atascarme de publicidad falsa, vendiéndome un producto que no existe (ok, de todos modos, seguro la habría odiado por que es lenta como hacer un examen de trigonometría y con una protagonista con el carisma de un pedazo de carne de mercado).

Vender mentiras para vender entradas se me hace lo más bajo, el público no merece ser engañado con falsas publicidades cuando podría ser sincero con su contenido para que la gente la vaya a ver por lo que realmente es…

Habiendo leído esto, si deciden ir a verla, sepan que no les espera nada más perturbador que la nueva versión live action de La Bella y la Bestia.

Terrible decepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.