Las Horas Mas Oscuras… Una vez más, Gary Oldman da una clase maestra de actuación

¡Aah la guerra! Realmente lo único bueno que sale de ella son películas… así que, si algo debemos agradecer a la Segunda Guerra Mundial, es darnos la oportunidad de ver la GRAAAAN interpretación de Gary Oldman como Winston Churchill en “Las Horas Más Oscuras”.

No es muy complicado saber de qué va la cinta.

Comenzamos cuando el gobierno ya no esta de acuerdo con el accionar de Neville Chamberlain, primer ministro predecesor de Winston Churcill, pues sus decisiones acerca de las invasiones nazis no han tenido la fuerza necesaria y piden su dimisión para poder poner a alguien, que no solamente pueda tomar accionar a manera favorecedora para Inglaterra, sino que también pueda unir a ambos partidos. Es ahí donde es elegido Churchill, (a pesar de las dudas de muchos), donde la gran mayoría creen poder manejarlo de manera que negocie la paz con Alemania, pero, siendo el un hombre testarudo e idealista, decide ignorar a todo mundo y perfil a su país a combatir con todo el poder militar que poseen, en contra de Tercer Reich, pues su visión no le permite concebir un mundo donde los nazis manejen el mundo, pues sabe que la paz que le propondrán a la larga será un truco para aun así dominarlos. Churchill nunca permitiría poner en peligro a la población de su país, aunque esto pusiera totalmente en su contra a aquellos que lo pusieron en el cargo.

La gente del gobierno temía a Churchill, pues ya sabían que de un tiempo se había convertido en un viejo necio y obstinado con tendencia a la bebida, pero de los pocos decididos a la toma de decisiones necesarias, característica que también venia de su fuerte carácter, cosa que se necesitaba para plantar cara a un personaje como lo fue Adolf Hitler.

 

 

Acepto que para mí fue una sorpresa ENORME cuando anunciaron que el cast de Churchill había quedado el legendario Gary Oldman, y no, no por que dudara que pudiera hacerlo, sino porque físicamente no se parece en nada, pero bendito maquilla y enormes tablas actorales, sacaron adelante este proyecto, brindándonos una de las grandes actuaciones de los últimos años, y si, a un muy posible ganador del Oscar en la categoría de “Mejor Actor” (además de que vamos, ya se lo merece), y si les queda alguna duda sobre lo bien diseño del personaje en la cinta, les recomiendo buscar algún video de Churchill (nunca falla su famoso discurso “Now we are Masters of Our Fate”, que diera en Estados Unidos en 1942) para que comparen un poco el trabajo de Oldman y queden nada menos que maravillados, por su voz y ademanes.

Si, esta cinta se basa totalmente en grandes actuaciones, no veremos nada de la guerra, y escucharemos de Dunkerque como evento que, efectivamente, ocurría a muchos kilómetros de distancia, brindándonos esa sensación de inutilidad hacia un evento tan grande y complicado, y la misma invasión alemana, como un evento posible, pero que tal vez pudiera evitarse, claro, sin haber forma de asegurarlo, y sabiendo que los soldados vivían un infierno, pero que hay gente detrás de todos ellos, quienes debían encargarse de la parte táctica y política y aun así, sin ver una sola bala disparada, podemos sentir la crudeza del evento en su totalidad.

Aquí si es donde los digo, dejen atrás los churros cinematográficos palomeros que pueden ver cualquier fin de semana, y permítanse ver esta gran cinta llena de enormes actuaciones, el les prometo puede tocar fibras sensibles al llevarlos a meditar un poco sobre la humanidad y su propia naturaleza, además de que si, esta es una guerra que huele bastante a Oscar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s