Cada Día… el amor ideal que vuelve siempre a tu lado

Michael Sucsy se planta directamente en el terreno de las películas románticas “teen”,  tras éxitos como “Votos de Amor”  y “Grey Gardens”, nos trae en esta ocasión la adaptación del best-seller “Cada Día”, que estaba yo decidido a complementar con un “que por lo menos…” pero, ahora están novelas siempre están llenas de elementos raros para el genero romántico, como los son monstruos y aliens, en esta ocasión, un “ente” que cada 24 horas despierta en un cuerpo nuevo.

La historia nos lleva a conocer a Rhiannon (Angourie Rice), una enamoradiza e idealista chica de preparatoria, que un día se topa con “A”, que como ya mencioné, es un ente que cambia a diario de cuerpo, y ese día despertó como el novio de nuestra protagonista. Siempre de la misma edad, siempre cercano a donde se encuentra y sin importar raza, sexo o preferencia, “A” por primera vez esta decidido a establecer un lazo emocional con alguien por mas de 24 horas, pues tiene una conexión especial con Rhi, sin imaginarse las consecuencias que esto acarreará no solo a sus vidas, si no a la de todos aquellos que los rodean, así como aquellos que hagan las veces de huéspedes de “A”.

Dos son los rostros principales a los cuales he prestado mas atención, Angourie Rice, quien hace un fabuloso papel en “The Nice Guys” junto a Ryan Gosling y Russel Crowe, y Owen Teague, quien tuvo la oportunidad de mostrarnos una faceta bastante psicópata en la versión 2017 de “IT” como Patrick Hockstetter, ahora convertido, en una parte del filme, en el galán de la historia.

 

 

Admito que mientras la premisa de la cinta es bastante ingeniosa y un tanto mas fresca que lo que este tipo de cine nos tiene acostumbrados a ver, pues es un tanto novedoso el ver mezclado en la formula un poco de sci-fi, lo cual ya se convierte en una propuesta distinta, en contrapeso, por citar un ejemplo, de las cansinas historias enmieladas de Nicholas Spark, aun y cuando esta termine por llevarnos a ningún lado y ser simplemente olvidable en este vasto mar de almíbar romanticoide.

Bonita, diferente, azucarada, ingenua, y en general bien intencionada, esta producción no logrará mas que de los boletos de adolescentes ávidos de historias románticas esperanzadoras y gustosas de las historias rosas de libros que se venden como pan caliente sin mayor contenido, pero que busca librarse de cinismo de una actualidad agotada.

Lastima que no se atrevieron a ir un paso mas allá al tener la opción de poder utilizar muchos tipos de relaciones (gay, interraciales, etc) y terminar, como seria normal con el “chico ideal” … lo cual la hace cero sorprendente.

Recomendada para nadie mayor de 17 años.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s