Megalodón… ¿Qué puede haber mejor que una película sobre un tiburón gigante?

el

Desde que se anuncio que se preparaba la versión cinematográfica de “The Meg” (Steve Alten; 1997) serie de libros donde Jonas Taylor, buzo especialista en profundidades, debía enfrentarse a gigantescos tiburones prehistóricos, la verdad me emocione bastante, pues ahí existía campo para ver una saga bastante brutal y sangrienta con tintes de película serie “B”, pero junto con esa emoción, vino la espera… y después un poco mas de espera. Directores y escritores fueron anunciados, así como sus salidas del proyecto, hasta que Jon Turtletaub se afianzaba finalmente en la silla del director, y se le otorgaba el protagonico a Jason Statham… la emoción y la acción estaban aseguradas.

Después finalmente de mucha, mucha espera, pudimos ver el trailer (y nada como verlo en pantalla IMAX) para empezar a babear con la idea de un poco de película “cheesy” con acción, tecnología de punta, un monstruo marino prehistórico y obvio Statham siendo Statham (¿o alguien piensa que en algún momento lo verá interpretando algún otro papel? Ja, ilusos).

La película nos lleva a lo mas profundo del planeta, a esos infernales abismos del fondo del mar, donde ningún hombre ha estado jamás, gracias a fondos privados de un magnate (bastante tonto el personaje), siendo esta l razón por la que se rompe la barrera que evitaba que este gigantesco animal de las profundidades, de mas de 23 metros de largo, emergiera para sembrar el terror en el mar.

 

 

La película esta plagada de errores, si, por momentos termina por no ser realmente eficiente, y obviamente ocurren cosas que por momentos te hacen preguntarte “¿en serio?”, pero… si en verdad planeabas ver una película con la premisa que te estoy describiendo arriba… no creo que ibas con la idea de ver una película ganadora de Sundance ¿verdad?

Si hay algo de lo que podría quejarme después de verla, y es realmente lo único que si me decepcionó brutalmente, es el que no se hayan querido arriesgar a hacerla clasificación “C”, y hayan adoptado un ambiente un tanto mas light del que se tenia originalmente planeado, vamos, es una película de tiburones gigantes, ¡Quiero ver sangre y desmembramiento!!! ¡AAAAAAAAAAAAGGGH!! (perdón, me ofusque)

Megalodón es una cinta para quien busca emociones tontas y acción del tipo “B”, alguien que entienda el tipo de cinta que va a entrar a ver, así como lo dije al salir de la función… “Si me hubieran presentado una película mas inteligente y/o profunda, habría pedido que me regresaran mi dinero”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s