Mamma Mia! ¡Vamos Otra Vez! (y otra, y otra, y las que sean necesarias)

el

Si, lo se… estamos en la época de las secuelas, los reboots y los refritos de todo, es la época en la que nos toco vivir. Les voy a platicar algo, que ni yo estoy para contárselos, ni ustedes para saberlo, pero “Mamma Mia” tiene un poder especial sobre mi… es la película, que no importa que tan de malas este, siempre logra alégrame el rato ¡Cada maldita vez que la veo! (y si, me hace cantar a grito pelado), y si, confieso, que nunca pensé en una secuela para este musical, ni nunca creí necesitarlo, pero… agradezco que lo hayan hecho, pues le da un tipo de cierre a la historia, dando oportunidad a escuchar canciones que, por razones obvias, quedaron fuera de la cinta original.

¿Qué veremos en esta secuela? En esta ocasión le corresponde a Sophie (Amanda Seyfried) tomar las riendas del hotel de la paradisíaca isla Kalokairi, tras un año de la muerte de Donna (Meryl Streep), y es así, que, en su honor, decide remodelarlo y convertirlo en un destino de primer mundo con la ayuda de uno de sus tres papás, Sam (Pierce Brosnan), sus incondicionales “tías” Tanya (Christine Baranski) y Rosie (Julie Walters), así como el nuevo gerente del hotel, el Sr. Cienfuegos (Andy Garcia), mientras que Sky (Dominic Cooper) esta en Nueva York tomando cursos de hotelería (y su matrimonio no esta en el mejor momento) y sus otros papás, Harry (Colin Firth) y Bill (Stellan Skarsgård) tienen que ocuparse de otros asuntos alrededor del mundo… lo cual lleva a Sophie a una crisis sentimental tan grande como la tormenta que amenaza la isla, y que la hará, a manera de flashbacks, comparar su vida con la de su madre, cuando esta era joven y la vida la llevaba, como siempre lo presintió en su destino, a la isla que se convertiría en su casa.

Y son precisamente esos flashbacks los que nos enriquecen un tanto la historia que ya conocíamos al mostrarnos a Donna (Lily James), de su faceta de estudiante junto a sus eternas amigas Tanya (Jessica Keenan Wynn, ¡impresionante lo parecida que es a Christine Baranski!) y Rosie (Alexa Davies), hasta su viaje a Europa y eventual llegada a Grecia, donde conoce, por primera vez, a los tres hombres de su vida: Sam (Jeremy Irvine), Harry (Hugh Skinner) y Bill (Josh Dylan).

Si, ya se, repetí muchas veces los nombres, pero pues ahora nos toca ver las versiones jóvenes de los personajes.

 

 

Ahora, muchos se dirán “¡Pero pasaron 10 años para que se animaran o se les ocurriera hacer esta secuela!” y yo les digo “Bien hecho”, por que como dijo Dominic Cooper en una entrevista, prefirieron esperar a encontrar una buena idea que valiera la pena hacer a forzar una película para simplemente explotarla uno o dos años después”.

Una vez mas se cuenta con la participación de Benny Andersson y Björn Ulvaeus (ex miembros de ABBA) para la composición de los temas musicales, en los que si bien, se repiten varios de la primera (era OBVIO que pasaría, y yo no me quejo) se da oportunidad a temas que pudieron hacer falta en la primera parte o que a lo mejor no eran tan grandes éxitos, pero que se acoplan de muy buena manera a la cinta como lo son “Fernando”, “One Of Us”, “Andante Andante” y mis nuevas super favoritas “I´ve Been Waiting For You” y “My Love, My Life” (¡Nueva lista musical para mi iPod!).

 Mamma Mia 2 es en verdad un viaje emocional, y que afortunadamente no se ve obligada a simplemente repetir la formula de la primera parte, que, si bien recordamos, trataba sobre la necesidad de encontrarse a si mismo, en el caso de Sophie, al querer conocer sus raíces. Esta segunda parte trata sobre el como lidiar con la perdida que les causa a todos la muerte de Donna, pero cuya historia, y el como logro salir adelante los inspira, mientras que, les hace darse cuenta, que se tienen los unos a los otros, como una gran familia.

Me duele aceptarlo, pero si, Mamma Mia 2, es una película con un público muy localizado, que solo les llegara a los fans de los musicales, de la primera parte o fans de ABBA, pero a ellos, les aseguro que, los números musicales, la estética y el baile, los dejarán encantados, y por que no, con una lagrimita escurriendo en algunos de ellos.

Eso sí, a pesar de que todos se lucen en pantalla y siempre será un placer ver a nuestros famosos personajes, quien roba absolutamente pantalla cuando aparece es Cher, quien toma el papel de Ruby Sheridan, abuela de Sophie, por dos poderosas razones: la increíble potencia de voz que tiene y lo increíble que suenan las canciones que le toca interpretar en la película, y, que me da miedo que se mueva demasiado por que por momento parece que se va a desarmar o se le va a caer una pieza (si, la neta las operaciones son muchas para verse tan tersa y estirada a los 72 años)

Descarada, picara, divertida, emotiva, cálida y muy, muy autentica son unos de los muchos calificativos que podría ocupar para describirla, con todo y sus detalles y sus hoyos argumentales, pero, vamos, es un musical, y su intención no es otra mas que la de hacernos pasar un muy buen rato en la sala, ideal para el cine veraniego, donde lo único que necesitas, es querer ir a disfrutarla.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s