Amor En Vinilo… de música y segundas oportunidades

Tucker Crowe (Ethan Hawke) fue, en su momento, un cantautor independiente que estaba formando su camino al éxito, pero tras solo un disco en su haber, “Juliet”, desapareció sin dejar huella, creando a su paso, toda una serie de historias y mitos que, sus mas grandes (y pocos) admiradores, viven tratando de desenmarañar.

Su fan número uno es Duncan (Chris O´Dowd), un inteligente pero pretencioso profesor de cine de Inglaterra, quien cree saberlo todo sobre la vida de Tucker, recibe un demo del famoso disco llamado “Juliet, Naked”, que, para su mala fortuna, cae primero en manos de su novia Annie (Rose Byrne) quien, tras escucharlo, solo tiene opiniones negativas, lo cual lo enfurece.

En su blog, Duncan escribe sobre la “maravilla” que “Juliet, Naked” le parece, y como parte de la pelea, Annie responde con una critica mordaz y nada amable hacia el disco, donde, para sorpresa suya, recibe un correo del mismo Crowe dándole la razón, lo cual formará, para dolor del ahora descartado Duncan, el inicio de una relación entre estos improbables y lejanos personajes.

Para cualquier fan de las comedias románticas, “Amor En Vinilo” tiene todo lo que necesitamos: una íntima relación intercontinental entre el super ídolo de un fan y su propia novia, y mucha música, así como el recordatorio de que, por mucho que podamos haber metido la pata en la vida, siempre hay maneras de, por lo menos, intentar resarcir los daños.

Basada en la novela de Nick Hornby del mismo nombre y dirigida por Jesse Peretz, es bastante fácil identificarse con el muchas veces insufrible fanatismo de Duncan (digo, ¿quién no fue fan a muerte alguna vez de algún cantante, pensando que después de él/ella no podía existir nada mas allá?).

Tal parece que Tucker es un personaje pensado a la medida de Hawke, quien aún siendo galán maduro, obviamente ya no es el rompe-corazones que era en sus años mozos en Hollywood, tiene toda la pinta de rockero abandonado que no le encuentra sentido alguno a la vida, la cual parece decidida a dejarlo atrás ya desde hace muchas décadas, y el realmente no hace mucho por alcanzarla, pero, cosa todo mundo sabe, el tiene el potencial para no solo alcanzarla, si no de superarla… faltando solo que el se lo crea, y la responsable de hacerlo darse cuenta, Annie, así sea poco a poco, es la  persona que menos podría pensarse que lo lograría, pues ella no tiene en mente a este icono inalcanzable, ni lo idolatra,si no que lo conoce de una manera mucho mas humana, cosa que solemos no hacer con los famosos, pues es mucho más fácil idealizarlos, como algo muy lejano a nosotros.

Permito recomendarles como imperdible la escena donde Crowe quiere pasar un tiempo con Annie, y eso termina convirtiéndose en una reunión con todos sus hijos y sus ex-esposas/novias

Amor en Vinilo es lo que las comedias románticas deben ser y parece hace un tiempo no son… letrada, impredecible, y llena de tangentes, las cuales nos regalan un producto muy satisfactorio e interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s