Review de “After”… una novelita romántica adolescente mas del montón

Alguien en verdad necesita hacer algo, levantarse como héroe de la humanidad, y detener las adaptaciones de estas novelas adolescentes pseudo románticas que hemos visto una y otra vez y otra vez… la chica buena, decente, que conoce al chico malo e irremediablemente se enamora de el y vive esta gran intensidad al despertar su sexualidad junto a el, pero obvio, siempre existe el personaje celoso, que por alguna extraña razón (y completamente sin sentido) actúa como el villano y pone trabas en su relación, la cuales por un momento los detienen en su “éxtasis romántico”, pero como la vida es un cuento de hadas, saben que a pesar de los obstáculos son el uno para el otro y zzzzzzzzzzzz….

After no es la excepción a ninguna regla, es una película santurrona y poco arriesgada, que según palabras de los fans del libro, debería ser algo así como “Cincuenta Sombras” con adolescentes (que tampoco es como que eso sea ningún halago), pero se convierte en este cuento de la adolescente que esta dispuesta a todo para salvar al enigmático y frío galán de su propia depresión, metiéndose en (como me choca decir este cliché de la critica cinematográfica, pero aquí es obligatorio) cuanto lugar común encuentra, y para colmo, dirigida y actuada con las patas.

La historia de la novela de la que esta adaptada, viene de un sitio conocido como Wattpad, donde escritores amateurs comparten textos propios, para recibir reacciones de otros, funcionando como plataforma para que las compañías editoras encuentren a “futuras promesas”. Es ahí donde Anna Todd, publicaba su fan fiction sobre Harry Styles, integrante de la banda juvenil One Direction, y lo hizo protagonista de su propio “relato erótico”, el cual, por obvias razones, al ser publicado, tuvo que cambiar el nombre del protagonista por Hardin Scott (Hero Fiennes Tiffin), el torturado héroe romántico que puede tan fácilmente meterse en una pelea como declamar poemas de amor, ya saben, duro por dentro pero suave y meloso por dentro, y encuentra en Tessa Young (Josephine Langford) a su ingenua, anticuada y muy enamoradiza princesa.

Banal, aburrida, mal hecha, sin sustancia, con personajes unidimensionales… y bueno, cuanto calificativo negativo puedan pensar, esta somnífera película lo tiene.

A menos que seas “fan-girl” enloquecida del libro, evitala a toda costa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s