Review de “Godzilla: Rey de los Monstruos” … o mejor conocida como “Godzzzzzzzzzz2”

el

¿Cuál fu el principal problema de el reboot de Godzilla? Aquel que corrió a cargo de Gareth Edwards (Rogue One) ¿recuerdan? A todo mundo sorprendió el hecho de tener una película de este icónico kaiju donde… pues apenas y lo veíamos, teniendo el mínimo de acción, algo bastante decepcionante. Ahora, en su segunda parte, el director Michael Dougherty (Krampus) se vio en la necesidad de arreglar ese problema, ¿y como lo hizo? Pues introduciendo a este universo a tres de los mas famosos monstruos de Toho… Mothra, Rodan y King Ghidora para así tener una batalla royal de proporciones épicas. Pero las buenas intenciones de la película se diluyen por culpa de varios problemas de este Monsterverse.

Si, la cinta esta llena de monstruos gigantescos… ¡pero también de humanos! ¡Repleto! Tenemos a un par de científicos, el Dr. Mark Russell (Kyle Chandler) y su esposa la Dra. Emma Russell (Vera Farmiga), quienes tienen vínculos con MONARCH, y son creadores de la tecnología ORCA (el McGuffin de esta cinta), que permite tener cierta “comunicación” con los Titanes, y cada uno con distintas agendas en cuanto a despertarlos y tenerlos activos se trata. Entre ellos, esta su hija Maddison (Millie Bobby Brown), por que siempre se necesita un niño que quiera resolver el problema huyendo de todos y pueda estar en medio de las peleas mas colosales sin que le pase nada… Obviamente, tenemos al terrorista ecológico Jonah Alan (Charles Dance) que nunca entendemos que quiere sacar realmente con liberar a los Titanes (fuera de un intento muy Thanesco de restablecer el balance de la naturaleza), pero que bien podría no importar que hace ahí o por que… solo esta. También tenemos a Ken Watanabe, Sally Hawkins, Thomas Middlemitch, Bradley Whitford, Zhang Ziyi (para eso de no extrañar los estereotipos) y un sinfín de personajes militares, de inteligencia y de todo lo que se les pueda ocurrir para tener el terriblemente innecesario drama humano que a nadie le importa ¡porque nosotros queremos ver a estos gigantes pelear a muerte!!!!

Alguien debería explicarle a los que planearon esta película que la destrucción por la mera destrucción, no siempre equivale a diversión.

El guion es terriblemente malogrado, pues tiene la mayor parte del tiempo a los protagonistas explicando sus motivaciones personales, o sus suposiciones del próximo paso que va a dar Godzilla, en diálogos, que si fueran mas cliché serian un perro ladrándole al villano, al estilo de cualquier película B. Repito ¡Queremos trompadas masiva, no lagrimas por que “mis papás no se llevan bien”!!! Cero chispa, cero empatia por cualquiera de ellos.

Todo esto, seria perdonable si las batallas fueran fabulosas y memorables, pero están llena de cámaras temblorosas, terrible edición, sucediendo todo en medio de una tormenta con rayos y fuego y confusión, tomas desde adentro de un helicóptero o en medio de la acción, o sea… ¡NO SE VE NADA!! Para que se den una idea, Gidorah este envuelto gran parte del tiempo en una nube de tormenta que usa para esconderse y que nadie lo encuentre… (como si una gigantesca tormenta sin motivos climáticos fuera tan fácilmente ignorable…).

La batalla final entre Godzilla y Gidorah e aburridamente repetitiva (te van a dar a entender hasta el cansancio que el dragón de tres cabezas es mas fuerte). Y repito, si la escala de las batallas es tan grande, es ridículo tenerlas en vista nivel humano ¡Se pierde toda coherencia! Por lo que terminan sintiéndose bastante inconsecuentes.

A su favor, si puedo decir que la producción y el diseño de los Titanes es fabulosos, y que en una película donde les permitieran lucir al cien, me tendrían encantado y maravillado, pero aquí se sienten terriblemente desperdiciados.

Aaaah si, y van a ver una “isla mexicana” que es terriblemente parecida al centro de la CDMX…

“Godzilla: Rey de los Monstruos” es titánicamente ridícula (y apesta que quiera tratar a sus espectadores y fanáticos como si fueran tontos) y poderosamente aburrida.

Estamos hablando de una saga que debería ser monstruosamente divertida, pero termina simplemente siendo una monstruosidad.

Aún así, y tal vez tontamente por ser la segunda ocasión, mantendré la esperanza en que arreglaran las cosas para “Kong vs. Godzilla”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s