Review de “Alcanzando Tu Sueño”… más música, menos reality

el

La música tiene gran poder, de eso estoy seguro, en distintos sectores y a la par, tanto el rock como el pop, que sin importar lo que me digan, siempre los creeré eternos testigos de mil y un historias. Pero el que nos atañe con esta película es el pop, que brinda a los jóvenes, en su mayor parte, la oportunidad de expresar una y mil cosas, de maneras que otras expresiones artísticas no permiten, o aún, otros géneros musicales. Y vaya que hay grandes canciones de este. En su debut como director, Max Minghella entiende a la perfección la fuerza que una canción pop puede tener, y se da el lujo de tener canciones de, para poner un ejemplo claro del alcance, Katy Perry y Annie Lennox por nombrar algunos, mandando un muy claro mensaje sobre el siempre intentar alcanzar tus sueños… lamentablemente, en la ejecución de la historia, “Teen Spirit”, por su titulo en inglés, pierde totalmente la nota.

Elle Fanning interpreta a Violet, una chica polaca, que vive en la isla de Wight, donde al parecer nunca pasa nada emocionante, junto a su madre, cargando siempre el dolor del abandono de su padre, odiando la escuela, su trabajo y solo encontrando paz con dos cosas: su caballo y su iPod. A veces para ganar dinero, canta en un bar local, donde todos reconocen la hermosa voz que tiene (y si es Elle cantando todas las canciones, por lo que debo reconocer la fabulosa voz que tiene ¿acaso hay algo que no pueda hacer?) Una chica expresando tus mas íntimos deseos a un publico al que no podría importarle menos.

Excepto claro, a una sola persona que aplaude impresionado.

Ese único fan, un viejo ebrio desaliñado, es Vlad (Zlatko Buric), un cantante de opera retirado que reconoce el potencial de Violet, y juntos ven la oportunidad de mejorar sus vidas cuando la competencia “Teen Spirit” (piensen en un “American Idol”) llega a la ciudad, donde no solo se enfrenta a muchos otros jóvenes que también buscan una mejor oportunidad, si no a sus propios deseos, y a las libertades (y libertinajes) que suelen venir con la fama, por lo que pronto se ve forzada a tomar decisiones que podrían o no llevarla a conocer la fama y la gloria.

El problema viene a la hora de pensar en el rumbo que va a tomar la historia, lo cual es bastante predecible, además de que no llegamos a adentrarnos tanto en la historia de Violet o a conocerla lo suficiente como para empatizar mucho con su situación. Y nunca crean, por un segundo, que es culpa de Elle, pues de hecho ella agrega mucho al personaje, que probablemente en manos de alguna otra actriz se habría visto totalmente desdibujada, siendo mas bien un problema del director, quien no termina de envolvernos en la historia de esta chica, nunca pasa de ser una extraña talentosa que encuentra como explotar ese talento.

Una película no puede sobrevivir solamente de fabulosos momentos musicales (que si, cada presentación se convierte en un hermoso video musical, si sus personajes son imposibles de relacionar con el publico, por que, para eso, me parecería mejor prender la tele y ver capítulos de “America´s Got Talent” y pasar tiempo viendo pasar cada segundo de su vida, solamente esperando a que empiece la siguiente canción. Si no soportar mucho las películas con poca historia, de esta, mejor te recomendaría solo escuchar su fabuloso soundtrack.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s