Review de “Dora y la Ciudad Perdida”… una agradable sorpresa

Dora (Isabella Moner) es una niña que creció en la selva de Perú junto a su madre zoóloga (Eva Longoria) y su padre arqueólogo (Michael Peña). Una situación de vida extraña para una niña, pero que le ha permitido ser inteligente y llena de recursos, pero que no la han preparado para la vida en el mundo real, tanto, que sus únicos amigos son su primo Diego (Jeff Wahlberg) y su mono “Botas”. Tras una estancia en la ciudad, donde verdaderamente se siente perdida, descubre que sus padres desaparecieron al ir a buscar la ciudad perdida de Parapata, y cuando menos se lo espera, ella y sus amigos ya se encuentran embarcados en la aventura para ir a rescatarlos.

Probablemente todos (o casi todos) los que tienen hijos, sufren cada vez que piensan que tienen que ir a chutarse “Dora y la Ciudad Perdida” con sus chavales… la pura idea de sentarse hora y media a ver la versión live action de la famosa caricatura de Nickelodeon pudiera parecer tortura pura (al menos yo lo pensaba mientras se acercaba la hora de la función de prensa) al imaginarse las canciones y los chistes infantiles, una mala traducción de las caricaturas a su versión humana… en fin, las posibilidades de que esta película sea el equivalente a una sesión de masaje patrocinada por la inquisición son bastante amplias ¿pero que creen? ¡No lo es en absoluto!

Si, hasta yo me sorprendo de estar escribiendo estas palabras, pero es muy cierto, “Dora y la Ciudad Perdida” es bastante entretenida, pues logra una adaptación increíble de sus personajes al mundo real al mantenerse fiel a su esencia, pero sin convertirlos en versiones idiotas que no funcionarían en la vida diaria. El director James Bobin y su co-escritor Nicholas Stoller, quienes previamente colaboraron en las nuevas películas de los “Muppets”, logran imprimir a la cinta un humor similiar, y una historia bastante balanceada, logrando “burlarse” del material surrealista que significaría la caricatura en el mundo real, pero sin ser en algún momento crueles con el material o convertirlo en una burla o parodia, simplemente haciendo referencia de manera chistosa y bastante funcional. Nos permite reírnos de lo extraño que es tener personajes que hablen con los animales o sus mochilas, así como el tener un zorro que tenga que usar antifaz para ocultar su identidad, todo esto mientras se permite dar pie a la historia de una niña fuerte, con confianza en si misma, amable, inteligente y aventurera (tanto, que no es broma, termina siendo mil veces mejor historia de aventuras que la basura de “Tomb Raider”).

Mucho de esto hay que agradecérselo a Isabella Moner, quien da vida a Dora (y que logro intrigarme en este papel después de verla en “Familia al Instante”) quien es tan inocente como alocada, pero siempre con una actitud positiva sin importar la situación en la que se encuentre, ya sea frente a una rana increiblemente venenosa, o al tener que ayudar a su amiga a hacer “popis” en la selva de manera correcta (cavando un hoyo con su pala especial, la “Pala-popis”) siempre con buena actitud y una canción para acompañar el momento. Pero Moner sabe reírse de su propio personaje, lo cual relaja mucho la situación.

Una versión light de Indiana Jones (si, muy para niños) que cualquier adulto puede disfrutar, sin problemas, con fabulosas referencias a su material original, y que, para al menos verla una vez, no tiene pierde alguno.

(Y ni se preocupen por Eugenio Derbez, lo lograron sacar de cualquier intento de hacer alguno de sus personajes, así que funciona)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s