Review de “Joker” … cuando todo lo que tienes, son pensamientos negativos

¿Resumir en una sola palabra la película de Joker, del director Todd Phillips?

Arriesgada.

La nueva película en solitario sobre el origen de este controvertido personaje, definitivamente tiene por todos lados escrita esa palabra. Arriesgada en el manejo del personaje, tan alejada de cualquier cómic que hayamos visto. Arriesgada por su momento de estreno, cuando al parecer Estados Unidos vive su ola de ataques mas violentos (si es que se puede “más”). Arriesgada por atreverse a salir de los parámetros establecidos por DC para sus películas. Arriesgada por que, para los fans mas arraigados de los cómics de Batman, esta puede ser una patada en las bolas.

Si es complicado transmitir miedo a través de una película, lograr contagiar a la gente una sensación de incomodidad es una tarea mucho mas complicada, y Joker lo logra. De inicio, llama mucho la atención no ver el logo de DC en los créditos, para comenzar la película viendo a un melancólico payaso maquillarse con una lágrima corriendo por sus mejillas, eso ya nos hace notar que estamos muy lejos de ver una típica película de cómics.

El payaso es Arthur Fleck (Joaquin Phoenix), quien sufre de una enfermedad mental que lo hace tener dolorosos e imparables ataques de risa, condición que lo ha alienado de la sociedad, quien vive en un horrible departamento en compañía de su madre enferma. Como si eso no fuera suficiente, intenta sobrevivir en una Ciudad Gótica en total decadencia, atrapada bajo montañas de basura y una plaga de “super ratas”, todo ocasionado por una huelga de los servicios de limpieza, y por si fuera poco, la diferencia entre pobres y ricos se hace cada vez mas grande, provocando en las clases mas bajas, una ola de enojo y resentimiento, lo que tiene a la ley y al orden colgando de un hilo, como una bomba a nada de estallar.

Teniendo ya en cuenta ese trasfondo ¿se pueden imaginar a ese personaje, enfermo, siendo ninguneado y pateado una y otra vez por una sociedad enojada que ha perdido todo sentido de calidez? ¿Qué de buenas a primeras, el estado cancelara, por falta de fondos, sus terapias y las medicinas que lo mantenían “bien”? ¿Y si por culpa de terceros, también perdiera su trabajo? ¿Si su único sueño en la vida es convertirse en comediante, pero su héroe e inspiración Murray Franklin (Robert DeNiro) solo lo usara para burlarse de el?

Al igual que la tensión entre pobres y ricos, los demonios de Arthur están a nada de explotar y volverse en contra de todo aquello que alguna vez le ha hecho daño. Así que cuando cierto evento le muestra la manera en que esta sociedad, que siempre lo ha hecho pasar por invisible, comienza a prestarle atención, una violenta reacción en cadena es la que da origen al “Principe Payaso del Crimen” … a veces, lo único que se necesita, es un pequeño empujón. 

Tal y como ya lo había señalado, esta cinta se aleja totalmente del mundo cinematográfico del cómic, nada parecido que hayamos visto dentro de ese género. Podría decirse mas bien, que estamos frente a un profundo estudio de la mente de un hombre peligroso y enfermo, su caída en espiral a la locura, teniendo mucho parecido con películas como “Taxi Driver” o “The King Of Comedy” (ambas curiosamente de Robert DeNiro). Desoladora, dolorosa como una herida que no logra sanar, complementada con toques de una brutalidad sorpresiva, y al centro de todo esto,un Joaquin Phoenix en uno de sus (probablemente) papeles mas complicados (y miren que eso es decir bastante), logra hacernos empatizar con Arthur al inicio de la película, para poco a poco, ir convirtiendo ese sentimiento en cierta repulsión a la manera en que las cosas van evolucionando y cambiando para mal, convirtiendo a este personaje torturado en una versión retorcida y maligna de sí mismo, un cambio de personalidad brutal.

En cuanto a la construcción del mundo que rodea a la historia, gracias a la visión del director Todd Phillips, también podemos decir que es algo fabuloso, además de haber logrado encontrar un sello propio, alejado de la arquitectura gótica de Tim Burton o de la moderna metrópoli que vimos en la trilogía de Christopher Nolan. Ciudad Gótica en esta ocasión se convierte en las peligrosas calles Neoyorquinas al mejor estilo de las películas de Martin Scorsese de los setentas u ochentas, un agujero de mierda que se siente opresivo, que mantiene a sus habitantes como rehenes, pero increíblemente relevantes para el desarrollo de la historia, y no es una visión de la ciudad a la que seamos ajenos, pues muchas veces la hemos visto como una ciudad desesperada, convertida en un basurero, pero que, a los ojos de Bruce, uno por el que siempre ha valido la pena pelear… lamentablemente, para sus habitantes, en esta ocasión Batman y su visión están fuera de la jugada, y en su totalidad, el diseño de la cinta lo hace notar, al punto de que, si Batman nunca llegara a existir, es totalmente irrelevante para la historia, o tal vez este Joker no llegue a ser el villano antagonista que todos conocemos y sea simplemente un personaje que carga con su esencia. Un simple agente del caos, un creador de anarquía.

Joaquin Phoenix, como siempre, mostrándose como un monstruo de la actuación, y a quien, sin duda alguna, veremos en las próximas entregas de premios. Joker es una cinta que, guste o no, no dejará a nadie indiferente y dará mucho de que hablar tras su estreno.

¡IMPERDIBLE!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s