Review de “Maléfica: Dueña del Mal”… y también de una pésima historia

Con un par de cuernos imponentes, pomulos tan afilados que se podría cortar diamante con ellos y una actitud insoportable ante cualquier humano que ose hablar fuera de lugar en su presencia, llega el segundo live-action de “Maléfica”, quien es por mucho, la villana mas icónica de todo Disney, si, ¡de todo! Y desde que se anuncio el casting de Angelina Jolie en la primera parte, todos estuvimos de acuerdo que no había actriz mas perfecta para darle vida, tanto así, que el estudio obtuvo una ganancia muy cercana a los mil millones de taquilla global, cantidad nada despreciable que obviamente, desencadenarían en una secuela, aunque, si me preguntaran, cosa que no hicieron, en cuanto a valor de la historia, yo desde la primera habría puesto muchos peros, ya no digamos de la segunda. Este cuento de hadas que intenta tan a fuerzas reivindicar a su mayor villana, al hacerla darse cuenta de sus errores ya me parecía un gran error, su segunda parte, es como ver un avión estrellarse.

La cinta arranca donde nos dejo la primera, Aurora (Elle Fanning) esta por casarse con Phillip (Harry Dickinson), teniendo obvio el problema de decírselo a su “mamá substituta”, la temida Maléfica (situación que obviamente se torna cómicamente complicada, pues toca a esta malvada hada ser arrastrada a una serie de interacciones humanas a las cuales, su mal carácter esta cero acostumbrado… pero ahora tenemos el problema de que la primera cinta ya nos dejo muy claro que nuestra protagonista no es realmente mala, tanto como es incomprendida, por lo que el argumento presentado ya deja de ser un tanto interesante… no es tan fácil comenzar un cuento con “Erase por segunda vez…”.

Como ya nos habíamos enterado en su primera entrega, Maléfica tiene en el hierro su “kriptonita”, uno de los elementos mas comunes, pero que en su mundo al parecer en un metal raro, y que ahora será combinado con una toxina extraída de una flor llamada “Tun-Bloom”, que solo crecen en los lugares donde entierran a las hadas fallecidas… o que establece un “Talón de Aquiles” bastante flojito, combinado en el “a los humanos no les importa la verdad aunque la sepan, ellos creen que Maléfica es mala y no hay más”, todo esto le ha dado a la franquicia un giro que no me parece vaya con ella, donde han convertido la historia de “La Bella Durmiente” en un intento de adaptación mal encaminado de cinta de guerra entre especies ¿de cuando acá Disney ha decidido ser tan beligerante? Entiendo lo de querer mostrar el empoderamiento y ese tipo de temas, pero, ¿al punto de hacer al personaje perder la razón y entrar en guerra? Ademas, una que, de ninguno de los dos lados, tiene un verdadero sentido. Definitivamente la historia se ha alejado completamente de sus raíces.

Ahora, ¿Cómo es posible que la que durante tantos años ha sido la mejor villana Disney, tenga a la peor villana de todas? Si, hablo de la Reina Ingrith (Michelle Pfeiffer), quien esta por convertirse en suegra de Aurora, a quien a leguas se le nota que será la mala del cuento, y quien se convierte en una instigadora de guerra donde no hay verdaderas razones para tener una… ¿Por qué odia tanto a los habitantes mágicos? ¡Nunca importa! Todo se convierte en una razón para mostrar una innecesaria y extravagante batalla, te hace sentir de inicio a fin que intentaron acercarse lo mas posible a Avatar y fallaron miserablemente.

Otra de las “novedades” es que ahora conocemos a la “tribu/especie” de Maléfica (donde surgen dos personajes, Conall y Borra, interpretados por Chiwetel Ejiofor y Ed Skrein) y esto, lo único que hace, lamentablemente, es quitarle a Maléfica lo que la hace tan única y especial… ¡deja de ser mala y deja de ser única! Y a pesar de lucir siempre increíble con los fabulosos trajes con los que aparece durante toda la historia, ya no se siente como una presencia que llene la pantalla y de la que me interese saber todo, y eso es una verdadera lastima para un personaje que podría entregar tanto.

Joachim Rønning, el director, denota que no tuvo una pizca de injerencia en el manejo de la historia y que simplemente hizo lo que le pidieron, pues no hay visión, no hay una declaración propia a este mundo que debió crear. Los verdaderos villanos de la historia, son los que pidieron y crearon este innecesario sinsentido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s