Review de “Entre Navajas y Secretos”… Bienvenidos al gran misterio de la familia Thrombley

Sin duda alguna, “Entre Navajas y Secretos” se posiciona dentro da las películas mas divertidas del año (y en años), y se puede decir que todo es gracias al director/escritor Rian Johnson, quien con pura magia cinematográfica, logra engañarnos completamente al mantener nuestra atención en lo que esta haciendo una mano, mientras nos perdemos lo que hace la otra (principio básico de la magia). Y mejor aun, es que, este particular caso, no es solamente un entretenido misterio a resolver, si no un interesante análisis sobre la sociedad americana actual. Los grandes escritores de misterio siempre han sabido diseccionar a las clases (especialmente a la alta) a manera de volverla palpable y accesible para un publico que busca un escape, cosa que Johnson logra con creces, con una gran estructura dentro de la historia que fácilmente haría sonreír a Agatha Christie, no solo manteniéndose varios pasos delante de espectador, si no dirigiendo a un cast atascado de estrellas, increíblemente carismáticas todas, permitiéndoles tener el mismo impacto dentro de la historia, logrando así que todos salgan de la sala tan satisfechos como cortos de aliento.

¿De que va la historia? Harlan Thrombey (Christopher Plummer) es un muy exitoso escritor de novelas de misterio, reúne a su disfuncional familia para celebrar su cumpleaños 85 con la esperanza de poder tener las cosas en paz, pero a la mañana siguiente es encontrado muerto por Fran (Edi Patterson), su ama de llaves, con la garganta abierta y el cuchillo en su mano… parece suicidio, pero… algunas cosas parecen no encajar. Por que para empezar ¿quien se corta la garganta con ese fin? Los policías encargados de caso (Lakeith Stanfield y Noah Segan), encargados de la investigación, entrevistan a todos los miembros de la familia, su hija Linda (Jamie Lee Curtis), es una exitosa mujer de negocios con un marido bastante patán llamado Richard (Don Johnson) y un hijo increíblemente pesado, Ransom (Chris Evans). Walt, su hijo (Michael Shannon), es el encargado de la editorial que publica los libros de su padre y constantemente pelean por la forma de manejar los derechos de los libros. Su nuera Joni (Toni Colette) se aprovecha al máximo de la generosidad de su suegro tras la muerte de su esposo. Y completando el cuadro, tenemos a Marta Cabrera (Ana de Armas), enfermera de Harlan, su confidente mas confiable, mejor amiga y heroína de la historia. Todos en la familia tienen una razón para matar al viejo ¿habrá manera de descubrir quien lo hizo?

Todo hubiera quedado simplemente en un suicidio si no fuera por la aparición del famoso detective Benoit Blanc (Daniel Craig, en un papel increíblemente memorable), gracias a un sobre anónimo en el cual pagaban sus servicios para investigar el caso, haciendo todo aún mas sospechoso… ¿Quién? ¿Por qué? Claro que existen todos los elementos para hacer de este un enorme misterio, una casa que es casi un palacio, una familia monstruosa, un detective exagerado, pero que nunca llega al punto del ridículo, si no que pareciera intentar distraer a todos con un cierto grado de ingenuidad, cosa que lo termina haciendo sentir muy fresco, como una moderna adaptación/sátira de Hercules Poirot para nuestros tiempos.

Craig es una delicia en el papel, y junto a la siempre adorable Ana de Armas (a quien la familia insiste amar, pero ninguno tiene idea alguna de que país es), se encargan de llenar por completo la pantalla, y podría yo desear que Rian Johnson hiciera toda una saga de películas sobre el gran Benoit Blanc.

El filme funciona y lo hace de manera muy efectiva, como ya lo decía, gracias al amor que Johnson le muestra al genero, el cual es completamente palpable, sin, en algún momento, volverse demasiado meta o referencial, y siendo uno de los pecados que comenten los directores que han tenido cuando logran tener grandes éxitos al regresar a este tipo de películas es que ya ni siquiera ellos se creen quienes son, y aquí nunca es el caso, Rian siempre esta al servicio de la película, nunca al revés. Como podría esperarse, así como en lo libros y las películas en las que se inspira, todo gira alrededor del “whodunit?” (¿Quién fue?), revelación que termina siendo increíblemente sorpresiva, ya que, a lo largo de la cinta, no podemos mas que empezar a imaginar nuestras propias teorías, cuando en algún momento sucede algo que la tira por completo, entonces empezamos a sospechar de otro, y así sucesivamente, hasta que nos damos cuenta que no tenemos la mas mínima idea, pues no somos obviamente el gran Blanc. Cuando la cinta termina (y lo hace con una de las mejores tomas del año) acabaremos maravillados de la cantidad de detalles y enredos en que acabamos de estar. Un misterio digno de Harlan Thrombey, si es que alguna vez escribió uno tan bueno…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s