Review de “Black Christmas”, el slasher navideño que ¿estabas esperando?

Pocas cosas son tan estresantes y reconfortantes al mismo tiempo, como un slasher. Piénsenlo bien: no importa que tan tenso estés con la persecución del asesino al grupo de adolescentes fiesteros, lo predecible de la trama aligera el golpe (o mejor dicho, cuchillada) que acaba con la vida de la rubia sensual. No hay sorpresas: un grupo de personas (usualmente amigos) es cazado uno a uno por un asesino desconocido.  No tienes que pensar, reflexionar o sentir algo más allá del estrés. Sólo debes preguntarte cómo morirá la siguiente víctima y quién es o qué motiva al asesino. 

Black Christmas es diferente.

¿De qué va?

Tras ser drogada y violada por el integrante de una fraternidad, Riley Stone, apoyada por sus amigas, canta una canción navideña para denunciar lo sucedido en una fiesta. Lo que parece una forma sencilla de exhibir y ridiculizar a su atacante, se convierte en un baño de sangre cuando una a una, las fraternidades femeninas empiezan a sufrir ataques, acosos y asesinatos en las víspera de Navidad, a manos de un grupo de hombres que se niega a dar voz y ver como iguales a las mujeres.

Un asunto de género

A pesar de ser un slasher, el eje de la cinta dirigida por Sophia Takal es la violencia de género. Frases como: “estás histérica”, “no todos violamos” y “ya aparecerá, seguro se fue con el novio” están presentes en toda la película, haciendo que por momentos la tensión se convierta en auténtica indignación. Desde la canción que cantan las chicas, en la que narran lo sucedido a Riley, hasta el policía que no presta atención a las desapariciones, el filme te hará pensar en las protestas feministas e inútiles denuncias al ministerio público.

Lo bueno

Black Christmas pretende que el espectador reflexione sobre la violencia de género desde un tipo de filme, que como mencionamos al inicio, suele ser bastante simple y con una fórmula muy clara. Más allá de crear una expectativa sobre la identidad del asesino o mostrar formas creativas y sangrientas de acabar con las víctimas, se centra en el calvario que puede pasar una mujer tras denunciar una violación, llevando la historia al punto más extremo que pueden tener las represalias hacia ella: el feminicidio. 

Lo malo

El principal problema de Black Christmas es que no funciona como slasher, pero tampoco como un filme de drama. Mezcla tantos elementos que es difícil tomarla en serio de forma alguna. La cinta va del drama al slasher, jugándole un poco a The Stepford Wives, para terminar metiendo elementos sobrenaturales. Jamás termina de concretar el paso de la indignación a la tensión.

Indudablemente las mujeres que vean esta cinta se sentirán identificadas en más de un momento y un par de frases e ideas serán rescatables, pero Black Christmas dista mucho de ser el slasher navideño que esperas ver.

Review de Vianey D. Olivares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s