Review de “Espías a Escondidas”… Entre salvar al mundo y comer migajas

El mejor y más cool espía del mundo (vamos, no se puede ser espía si no eres cool) Lance Sterling (Will Smith) ha sido incriminado de robar una lista con los nombres de todos los agentes del mundo, así que no solo debe resolver este complicado caso, si no que debe evitar que su misma agencia lo arreste; para esto, se verá forzado a pedir la ayuda de Walter Beckett (Tom Holland), un joven e idealista inventor al que recién había despedido debido a que sus inventos eran completamente “no mortales”. Para complicar más las cosas, un invento de Walter convertirá a Lance en paloma, lo que provocará que esta misión sea aún más complicada y divertida.

“Espías a Escondidas”, inspirada en un corto del 2009 (Lucas Martell) llamado “Pigeon: Impossible”, es una cinta para los pequeños del hogar, que si bien no nos ofrece realmente nada nuevo, es bastante entretenida. Dirigida por Nick Bruno y Trooy Quane, tenemos una parodia de las cintas de James Bond, de cambio de cuerpos y de la típica comedia de agentes que se ven obligados a actuar juntos, a pesar de lo dispar de sus personalidades muy al estilo de animación a la que nos tiene acostumbrado Blue Sky; super colorida, con personajes de diseños exagerados, en ningún momento pretende exigirle de más a su público y entrega una buena dosis de diversión.

Como les decía, de la película pueden esperar todas las parodias de cintas de espías y acción que se imaginen, desde un montaje estilo “The Bride” peleando con los “Crazy 88”, una lista de agentes infiltrados robada como en Skyfall de James Bond, bases secretas, misiones alrededor del mundo, un villano con modificaciones corporales para hacerlo ver mucho más amenazante (Killian, con la voz de Ben Mendelsohn), siendo la gran diferencia los inventos de Walter, que mas que para la guerra, son instrumentos para mantener la paz (¿se imaginan a Bond lanzando una bomba de diamantina que forma imágenes de gatitos, lo que provoca que los enemigos dejen de atacar por que, pues todos aman a los gatitos?)… ¡ah si! Y muchas migajas libres de gluten para las palomas. Una buena doble lección para los niños sobre aprender a trabajar en equipo y saber apreciar tu lado raro y el cómo no es necesario ser igual a todos los demás, siendo eso lo que en verdad te hace único.

Entretenida para los niños, soportable para los adultos, y totalmente olvidable para cuando salgas de la sala.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s