Review de "Ángeles de Charlie"… Farrah Fawcett debe estar retorciéndose en su tumba

Algo de lo que recibimos poco en Hollywood, son películas de acción escritas o dirigidas por mujeres; en el caso de la nueva versión de “Los Ángeles de Charlie”, esto corre a cargo de Elizabeth Banks. La premisa ya la conocemos… tres chicas rudas, en esta ocasión interpretadas por Kristen Stewart, Naomi Scott y Ella Balinska (por aquello de que hay que cumplirle a la inclusión, tenían que ser de distintos orígenes étnicos) ahora con la premisa, mucho mas marcada, de que las mujeres pueden hacer lo que sea y normalmente los hombres las subestimamos (cosa que en este mundo y aún en esta época es real), este tema ya no es tan novedoso hablando de películas. Heroínas fuertes y capaces de todo, ya hemos tenido varias, y sí, que vengan más, así que el que hayan cintas con estas protagonistas fuertes y seguras debería ser celebrado y apoyado… siempre y cuando no sean tan malas como “Charlie’s Angels”.  

En esta nueva versión de la famosa serie de los setentas, el famoso y misterioso “Charlie Townsend” ya no es solamente el jefe de un trío de detectives privadas que resuelven casos en Los Ángeles, si no que ahora es líder de una organización de espionaje global con todos los recursos que alguien pudiera imaginarse. Su mano derecha ya no es John Bosley si no que ahora “Bosley”, es un rango que ocupan los coordinadores de cada equipo de “Ángeles”, por lo que aquí, ese nombre lo ostentan tanto Patrick Stewart como Elizabeth Banks y Djimon Hounsou.

Una de las pocas cosas positivas de este filme, es que al menos no contradice lo que ya habíamos visto tanto en televisión como en cine con los equipos anteriores, es más, las integra (de manera muy light, pero lo hace) dentro de su canon, pero en general, el resultado es una cinta blandengue y sin sentido que pretende colgarse de la fama establecida previamente por la franquicia. No sabe alejarse de formulas establecidas como las de Misión Imposible, con las típicas peleas cuyos golpes van al ritmo de la música,  bajo una terrible edición que las corta sin sentido alguno y las convierte en fragmentos; terrible y descarado “product placement”, un elemento ajeno a la agencia el cual es “arropado” por sus integrantes para convertirla en una de ellos, escenas de pura paja y relleno que no sirven para absolutamente nada (nadie quiere ver a Kristen Stewart haciéndole caras a una niña por cinco minutos), todos los villanos tienen tatuajes distintivos de su organización, siempre a la vista para que todo mundo los identifique sin problema alguno, escenas de baile súper coordinado SUPER espontáneas, y agentes que al parecer no saben que estar en un edificio de 10 pisos cuidando que una reunión salga bien, pero con la posibilidad de tener que bajar en caso de problemas, es muy mala idea… (Ethan Hunt tendría un paracaídas listo o se aventaría sobre algo esperando sobrevivir)

El McGuffin de la historia, es de lo más ridículo que podría existir… un pequeño cubo computarizado llamado “Callisto”, el cual genera energía limpia y sustentable, pero ¡OH, DIOS NO! ¡también puede utilizarse como un arma letal capaz de electrocutar a todos aquellos que se encuentren cerca del dispositivo gracias a una falla que le permite generar un pulso electromagnético! por lo que OBVIAMENTE alguien quiere robarlo para venderlo al mejor (villano) postor… pero ¿nadie pensó que Callisto sería infinitamente más redituable si se vende como una planta de energía tamaño bolsillo, que como un arma de sólo un uso? Alguien no es muy bueno en los negocios.

Y errores como ese siguen, siendo la parte mas depresiva la marcadísima y exagerada agenda feminista, una exacerbada necesidad de demostrar que las mujeres todo lo pueden y los hombres, si no todos, si el 90%, son malos muy malos (no hay una sola mujer en el grupo de los villanos), y que termina ahogando sus propios discursos con la incompetencia de sus protagonistas. En lugar de tener una historia, Banks pretende conducir su relato por medio de secuencias de acción que siempre se desarrollan de la misma manera: Bosley les dicen dónde se encuentran los malos, ellas van al lugar señalado vestidas de la manera menos práctica posible, complican más la situación (con cientos de civiles muertos en el proceso), los villanos escapan, y todo vuelve a empezar.

En cuanto al casting, éste es uno de los grandes problemas desde el inicio, pues la elección más obvia, habría sido escoger a nombres grandes y establecidos de la industria (vamos, ser un Ángel se gana) y no intentar establecer nuevos nombres en un papel que necesita nombres atractivos (sí, Stewart tiene mas “carrera” que las otras dos pero, no manchen, es Kristen Stewart, la actriz mas inexpresiva del mundo), además, Balinska tiene 23 años ¿y ya es una ex-agente del Mi-6 que abandonó la agencia por estar desilusionada? ¿la reclutaron en la primaria o qué demonios?

Una cinta sin chispa, sin carisma, sin momentos que te atrapen dentro de la historia, un cast y una directora que no eran las adecuadas para la misma, y no señora Elizabeth Banks, la culpa no es de que a los hombres no nos guste que una mujer dirija cintas de acción o las protagonice, el problema es que esta película, está completamente “desangelada”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s