Review de “Una Guerra Brillante”… grandes mentes que piensan igual, pero con destinos distintos

Una cosa curiosa (y esto es un mero dato curioso de la cinta) sucede con el estreno de “Una Guerra Brillante”, y es que nunca me había tocado ver que una película llegara a cines (obviamente estrenando por primera vez), en su “Versión del Director”, que es una versión diferente a la que se pudo ver hace dos años en el Festival de Toronto, la cual había sufrido algunos cambios a manos del ex-productor Harvey Weinstein, y que tras las acusaciones de abuso sexual que este sufrió en su contra, fue enlatada, quedando por un rato en el limbo, hasta que su director, Alfonso Gomez-Rejon, se dio a la tarea de revivirla, y regresarla a la visión original que se tenia, haciéndola un poco mas corta, con algunas escenas nuevas, nueva música y una narrativa un tanto mas fluida. *Fin del dato curioso*

La cinta nos lleva a un periodo de tiempo transcurrido entre 1880 y 1893, donde nos toca conocer la rivalidad entre Thomas Alva Edison (Benedict Cumberbatch), quien para ese entonces ya era una celebridad tras la invención de la bombilla eléctrica, y George Westinghouse (Michael Shannon), un empresario cuya visión siempre estuvo enfocada en lograr que todo Estados Unidos tuviera energía eléctrica, obviamente, con métodos un tanto distintos a los de Edison y que eventualmente, contará con la ayuda del menospreciado genio Nikola Tesla (Nicholas Hoult). Todo el conflicto se centra en el tipo de corriente mas eficiente y barato para el país, la corriente directa de Edison, o la alterna de Westinghouse siendo el ganador, aquel que sea elegido para iluminar la Feria Mundial de Chicago de 1893. Una batalla que va mas allá de la rivalidad personal o profesional, si no una que se trata del futuro de toda una nación.

Una de las partes mas interesantes de la cinta, es el que nos permita conocer un tanto la manera de ser de cada uno de los involucrados; Edison, un inventor de tiempo completo a quien le interesa mucho la fama que sus inventos le traen, muchas veces inescrupuloso, capaz de hacer demostraciones de como la Corriente Alterna de Westinghouse es mortal, haciendo demostraciones a la prensa electrocutando animales; Tesla, el genio inmigrante, con grandes y maravillosas ideas, pero siempre incapaz de convertirlas en negocios redituables; y George Westinghouse, quien siempre creyó que dar el servicio mas eficiente y barato para que todos pudieran usarlo, seria mucho mejor negocio. También, un gran punto que toca, es el como muchas veces, cuando llega un gran descubrimiento que parece ayudar al mundo, este trae consigo problemas nuevos, siendo la yuxtaposición de la invención de la energía eléctrica, la creación de uno de los métodos de ejecución mas famosos del mundo… la Silla Eléctrica.

“The Current War” es una interesante y solida cinta de época, basada en un gran material histórico acerca de momentos muy interesantes de la humanidad, pero, que pueden no parecer atractivos para todo mundo,a mi por ejemplo, la rivalidad entre Edison y Tesla siempre me ha parecido apasionante (Go #TeamTesla), por lo que los interesados en la historia serán los mas felices con esta cinta… digamos que es el tipo de película que muchas veces te podrías sentar a ver con tu papá.

Benedict Cumberbatch sufre un tanto con un horrible acento americano que no le va en lo mas mínimo, y a quien creo, le hace falta mostrar mucho mas del lado oscuro de este polémico personaje, pues se esfuerzan demasiado por mostrarlo de una manera demasiado torturada por su propia genialidad, humana y compasiva (que no era realmente), dejando muy de lado la profundidad de su amistad con su  secretario personal Samuel Insull (Tom Holland), así como su relación con su esposa, en especial al momento de su muerte.

Nicholas Hault tiene al personaje MÁS desaprovechado de la película y en ningún momento puede escapar de la sombra de aquella gran interpretación de Tesla que nos brindara David Bowie en “El Gran Truco”, y esto es en verdad una lastima.

Quien nos regala la mejor actuación, es Michael Shannon, en el que es el personaje mas desconocido de esta historia, George Westinghouse (cuya empresa aun perdura, solo que la conocemos como General Electric, ahora LG) y a quien se quiere presentar como si fuera el Salieri de Edison, a pesar de ser el quien finalmente presentó la idea que termino iluminando a todo el país, y quien nunca tuvo el interés de lograr con esto ningún tipo de gloria personal.

Una cinta recomendable para todos aquellos que gustan de la historia, pero mas, para detenernos un momento a admirar esta gran invención, tan usual y común que la encontramos en todos lados, pero que hace mas de 120 años, era magia pura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s