Review de “Jojo Rabbit”… una comedia negra de amor, Nazis, y aprender a amarrarte las agujetas

¿Quien pensaría que la respuesta a la pregunta “¿Qué irá a hacer Taika Waititi con la inmensa cantidad de dinero que ganó con Thor Ragnarok?” seria, “pues una comedia sobre un niño, en plena Alemania Nazi, que se ve obligado a dejar atrás su infancia al verse involucrado con la guerra, sentir que es su responsabilidad patriótica apoyar al partido, y que su amigo imaginario, es nada menos que Adolf Hitler, que obviamente ningún estudio se atrevería a financiar”?   

Auto proclamada como una “sátira anti-odio”, Jojo Rabbit es una muy emotiva y divertida cinta llena de humor negro que después de un rato te hace pensar “no, definitivamente no debería estarme riendo de esto”, pasando de dulces y entretenidos momentos, a un durísimo golpe de realidad que te deja noqueado en el suelo llorando por tu mamá. Pocos directores como él tendrían los tamaños de mostrar un tema tan delicado como éste, de una manera tan poco convencional… como si de pronto Wes Anderson hiciera una película sobre la Segunda Guerra Mundial.

Waititi y su disparatado sentido del humor, adapta la novela “Caging Skies” de Christine Leuners, en el cual conocemos a Jojo (Roman Griffin Davis), un encantador niño alemán que se dispone a asistir a un campamento Nazi, donde les enseñan a arrojar granadas, a cargar armas, y lanzar muchos “Heil, Hitler” al aire por cualquier razón, y a las niñas, la importancia de engendrar niños arios (y cuya instructora es una muy chistosa Rebel Wilson, quien les presume ya tener 18). Emocionado por convertirse en parte del partido Nazi, su confianza suele venir de su extraño amigo imaginario Adolf, interpretado de manera muy entretenida por el mismísimo Taika Waititi, a diferencia del libro, el cual, sí tiene tonos completamente serios, y que se la pasa sugiriéndole ideas raras y ofreciéndole cigarros.

Pudiera parecer raro ver una interpretación tan “amigable” de Hitler (al menos de incio), y muchos podrían verlo como una “romantización” o “mala representación” de lo que en verdad era el líder del Partido Nacional Socialista, pero todo termina siendo un reflejo del gran demagogo que éste era, y de cómo era capaz de meterse a la cabeza de la gente, quienes en verdad lo tomaban como un gran líder, al punto de que este niño, sueña con que en verdad algún día, se convierta en su mejor amigo. Lo complicado de la historia llega cuando Jojo descubre que su madre (Scarlett Johansson) esconde a una chica judía (Thomasin McKenzie) entre las paredes de la casa. Esto lo deja en una encrucijada, pues si delata a la niña, su madre moriría por traidora, y si no lo hace, ¿qué tipo de Nazi seria?

Poco a poco comienza a convivir con ella, lo que lo confunde aún mas por que, pues no se parece en nada a la descripción que a él le presentaron de los judíos…no parece ni actúa como monstruo, no tiene colmillos o cola, y mucho menos duerme de cabeza, por lo que terminan desarrollando una muy especial amistad; eso sí, sin llevarla nunca a un extremo melodramático insoportable, sólo lo necesario para brindarnos momentos tiernos, siendo ella y Johansson las mas tiernas y a la vez duras de la historia, brindándole a la película una especial calidez. También se llevan las palmas Alfie Allen y Sam Rockwell, que en sus papeles de soldado y general nazi respectivamente, construyen un par de personajes inolvidables, del cual Rockwell nos roba una lagrimita al final de una manera insospechada e increíble. Archi Yates, como “Yorkie”, el gordito amigo de Jojo, se roba en cuanta escena aparece y es lo más divertido de la cinta.

Es importante ponerse a pensar un poco sobre los simbolismos y metáforas que maneja, especialmente en la relación entre Jojo y su Hitler imaginario, para poder comprender hacia dónde nos quiere llevar el relato, y así poder entender la audacia con la que se maneja este filme, que en verdad navega aguas un tanto peligrosas. Arriesgada, muy audaz y por momentos deprimente, cuando nos hace ver el lado inhumano de la guerra y el injusto papel que los niños juegan en la misma.

Un gran éxito de Taika, del cual seguirás hablando cuando salgas de la sala, llegues a casa, encuentres a tus amigos, y varias semanas después…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s