Review de “Cuesta Abajo”… ¿que tan profundo se puede caer?

Suele ser muy difícil ver por méritos propios un remake sin compararlo con la original, normalmente se pasan por alto las virtudes o mejoras que este pueda llegar a tener, pero películas como “Cuesta Abajo”, son precisamente las que hacen que esto sea tan difícil, ya que llega como un producto terriblemente inferior a la comedia negra de 2014 de la cual toma su premisa.

No que la cinta no venga con un poco de inspiración propia, no… para empezar, permite a Will Ferrell y a Julia Louis-Dreyfus trabajar juntos por primera vez, además de estar bajo la dirección y guion de la dupla conformada por Jim Rash y Nat Faxon, a quienes ya vimos trabajar juntos en “The Way Way Back”, lo que haría pensar, al menos en papel, que con este grupo de talentosas personas, podrían sacar adelante una buena visión sobre un matrimonio que de desmorona ante un desastre, pero que lamentablemente, terminaron intentando convertir en una comedia barata.

La idea original de “Cuesta Abajo”, viene la la cinta del director sueco Ruben Östlund “Force Majeure,” la cual trata sobre una familia que esta de vacaciones en un centro para esquiar y que termina convirtiéndose en un punto de quiebre para un esposo aburrido y su cansada mujer. Después de un rato de ver a la familia aclimatarse al resort y a la nieve, Billie (Julia Louise-Dreyfus), su esposo Pete (Will Ferrell) y sus hijos, deciden comer en un restaurante elevado que esta al aire libre. El bello escenario cambia radicalmente cuando, tras una explosión controlada en la montaña libera una avalancha que se dirige hacia el restaurante. Mientras la nieve se aproxima, Pete simplemente toma su celular y corre, dejando atrás a su esposa mientras ella abraza a sus hijos esperando no morir.

Una vez que el suceso termina y se dan cuenta que no había realmente peligro mas allá del susto, Pete regresa a la mesa y pide una sopa como si nada hubiera pasado, como si no acabara de abandonar a su familia (una de las pocas cosas que valen la pena de esta versión, es ver a JLD tragarse el shock de la traición de su esposo mientras sus labios tiemblan, para después continuar con la comida como si nada).  

Este incidente se mantiene sobre la pareja como una sombra durante el resto de sus vacaciones, mientras que la tensión va en aumento cada vez que Pete demuestras mas cobardía, así como su verdadero ser, una persona egoísta. Esto solo de hace mas notorio cuando Pete invita a su amigo del trabajo, Zach (Zach Woods) y a su esposa Rosie (Zoe Chao), quienes también están de vacaciones, a tomar unos tragos con ellos sin avisarle a Billie, quien ya había dejado claro que no quería verlos. Durante la velada comienzan a discutir sobre el evento, mismo que Pete niega, alegando que no podría huir usando botas de ski, y peor aun, cuando intentan reportar la situación ante el encargado del hotel (Kristofer Hivju), Pete no solo no apoya a Billie, si no que confiesa haber visto letreros donde se advertía de las explosiones, y de los cuales nunca dijo nada.

Uno de los grandes problemas de la cinta, y un terrible cliché, es querer presentar siempre a los personajes europeos como animales desinhibidos sexualmente cada vez que aparecen en pantalla, entre ellos, Miranda Otto como Charlotte, la encargada del hotel y que solamente habla de sus aventuras sexuales, o el instructor de ski de Billie, Guglielmo (Guilo Berruti), los cuales se convierten en ridículas caricaturas que intentan ser el toque cómico, pero que acaban siendo molestos.

¿Por que hacer tan mal uso del cast? Todos sabemos que cuando Will Ferrell interpreta un papel serio, ha brindado actuaciones espectaculares, pero en lugar de eso, deciden usar su papel de niño adulto, entonces se pierde totalmente esta sensación de estar viendo a un adulto perder parte de su madurez. Ni siquiera el detalle de que parte de su actitud viene de haber perdido a su padre unos meses antes, si no que parece que siempre ha sido así, como si nunca se hubiera dado cuenta de que ya es padre… matando de esta manera toda intención de la cinta, pues siempre se presenta como aniñado, medio tonto, siendo el menos maduro de los tres hombres de la familia. Vamos, no es la película en la que quiero ver a Will Ferrell actuar de esta manera.

Es Julia quien obtiene, dentro de todo este desastre, el mejor material, pues podemos ver la evolución de su personaje, de perturbada a simplemente asqueada. Vemos como Billie va dándose cuenta de que se merece algo mas que la simple indiferencia de su marido, de su falta de acción, y de la manera poco sutil con la que contesta a su marido cada vez que este intenta negar lo ocurrido. Definitivamente el personaje mas completo dentro de la historia, pues nunca cae en el ridículo.

No solo es una cinta de la que te olvidas apenas sales de la sala, es una de la que es mas conveniente ni siquiera intentar acordarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s