Review de “Fuga en Pretoria”… ¡Vuelven las salas de cine!

Seria difícil negar que resultan muy atractivas las películas sobre escapes de prisión. ¿A quien no le gusta ver a los héroes de las películas sobrepasar todos los obstáculos que siempre los ponen los villanescos guardias? Obviamente, logramos empatizar con estos personajes debido a que, en la mayoría de los casos, han sido encerrados injusta o ilegalmente. Sentimos como nos rechinan los dientes o nos duele el estómago cuando vemos a guardias crueles torturarlos. Nuestro espíritu se alza con esperanza cuando vemos que su determinación puede ser mayor que la miseria que atraviesan, y utilizando su ingenio, logran salir airosos. Perfectos ejemplos de cómo estos escapistas cinematográficos otorgan descanso a nuestras mentes sobre la brutalidad de la realidad.

Una de esas historias, “Fuga de Pretoria”, se sitúa en uno de los peores momentos de la humanidad, el “Apartheid” sudafricano, la cual esta basada en las memorias de Tim Jenkin (2003) “Inside Out: Escape from Pretoria Central Prison”, y es el primer largometraje del director Francis Annan, interesante producción de mediano a bajo presupuesto, que divide el mismo entre Australia y Reino Unido.

Tim Jenkin (Daniel Radcliffe) y Stephen Lee (Daniel Webber), son dos sudafricanos blancos que son arrestados por ser parte del ANC, partido que luchaba por los derechos de los negros en ese país sudafricano. Una vez dentro, deciden que el sistema no los va a quebrar, ni mucho menos hará mella en su lucha, por lo que harán todo lo posible por escapar de una prisión que parece infranqueable.

Si la vemos por el lado técnico, la cinta carece totalmente de inspiración durante su construcción problema que encontramos seguido con las películas que están “basadas en hechos reales”, que en su mayoría dependen del interés generado por el evento, sacrificando con esto, la calidad estética y dramatúrgica. 

Pero lo que si es interesante de “Fuga de Pretoria”, es el tenor que maneja su narrativa. Logra alienarse de lo melodrama y el sentimentalismo que una historia como esta puede generar para centrarse completamente en la mecánica que estos dos personajes desarrollan para escapar, mostrándonos con gran detalle el proceso que llevaron a cabo de observación, diseño y manufactura de las herramientas que Jenkin utiliza para crear nueve llaves de madera, y las tensas condiciones con las que prueban el funcionamiento de cada una de ellas.

La película nos gana mas con el procedimiento que con determinación, pero esto termina siendo suficiente para satisfacer cualquier naturaleza curiosa que nos pueda desarrollar tan interesante caso, brindándole una narrativa minimalista, la cual no se esfuerza por convertir a los guardias en absolutos demonios o a los prisioneros en santos virtuosos, o fetichizar excentricidades o idiosincrasias de estos.

Disfruto mucho ver a Daniel Radcliffe aceptar papeles distintos y aquí me parece interesante que, si bien el papel no le exige mas a la capacidad actoral que le conocemos, logra un buen desarrollo de su personaje (además de sudar de maneras inhumanas, agregándole mas tensión a las escenas).

¿Cuál es la ventaja que tiene esta cinta al estrenar en estos días? Que nos regala un panorama distinto a estar escuchando las mismas noticias. Es una cinta menor, que vale la pena ver y que tal vez olvides a unas horas de salir de la sala del cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s