Review de “The Lie” … centenials y el método de educación de “cero reacción”

“The Lie”, una de las cuatro cintas de la antología “Welcome to the Blumhouse” que estrena Amazon Prime, es la que llega con más el perfil mas alto, nada más, por sus tres estrellas protagonistas: Peter Sarsgaard, Joey King y Mireille Enos, además de estar escrita y dirigida por Veena Sud, y que tuvo su premiere en el Toronto Film festival de 2018, remake de la cinta alemana “We Monsters”… y como es la que tiene mas esperanza, es la que cae mas duro, haciendo un hoyo en el pavimento.

¿De qué va “The Lie”? Kayla (King) esta lidiando con la separación de sus padres, de ida y vuelta desde el divorcio, las heridas aún se sienten fresca, por lo que ver a sus papás estar en desacuerdo, además de la posibilidad de nuevas parejas, no es algo que la tenga muy a gusto. Su madre, Rebecca (Enos), es una dura abogada, mientras que su padre, Jay (Sarsgaard) es un musico mediocre. ¿Imposible que estos dos pudieran llegar a ponerse de acuerdo en algo? Créeme lo harán, sin importar que uno de ellos sea partidaria absoluta del sistema y las instituciones y el otro sea una representación de la inconformidad y la rebelión, si, lo harán.

Jay llevara ese fin de semana a Kayla a un campamento de ballet, pero al ir por la carretera, se encuentran a su amiga Britney (Devery Jacobs), quien esta esperando el camión que la llevará al mismo retiro, sola, en medio de la nieve y la nada, así que deciden darle un aventón. A mitad del camino, y muy en contra de su voluntad, Jay se detiene para que las niñas vayan al baño. Después de un rato en que no regresan, decide ir al bosque a buscarlas cuando escucha gritar a Kayla. Al correr a encontrarla, la encuentra como su fuera a lanzarse de un puente a un rio helado, pero al preguntarle “¿Dónde esta Britney?”, Kayla solo puede decir “¡la empuje!” … Empiezan los problemas.

Aquí es donde la cinta nos da a entender que su nombre esta mal, y en lugar de “La Mentira” debió llamarse “Una Serie de Decisiones Estúpidas”. Jay busca durante un rato en el agua a Britney, obvio encontrando unas de sus pertenencias (que no, OBVIAMENTE no complicarán todo después) y sube a su hija al coche para huir de la escena del crimen. Como estos dos son papás que reprobaron la clase de “Padres 101”, Rebecca se deja convencer por Jay para encubrir todo, por que claro, que mejor que hacer que tu vida se super ultra complique con las consecuencias de un asesinato, a que pues solo se compliquen ¿no? Así que deciden guardar el secreto, que OBVIAMENTE, no desencadenará en mas y mas secretos y mentiras ¿verdad? De ahí todo empieza a irse cuesta abajo cuando el papá de Britney va a preguntar por su hija, que después pasa a ser la policía para hacer interrogatorios, por que si, encontraron la señal del celular que Jay encontró, muy cerca de su casa… y para estas alturas ya siento que estoy sentado en una bomba que esta a nada de explotar. Lo peor de todo, no es ni el asesinato, ni las mentiras ni nada de eso, lo peor de todo, es la nula acción y reacción que este par de ineptos padres reaccionan ante su hija, o sea, acaba de matar a alguien y se ponen a hacerle cosquillas y a jugar con ella y a no gritarle ni ponerla en su lugar cuando tiene cero reacción a lo que paso, o a los exabruptos que tiene de la nada, culpando de todo a los demás… tres cachetadas bien puestas y vemos como arreglamos tus tonterías seria lo ideal, pero nooooo. A estos Centenials las cosas les vienen baratas en cuanto a educación en casa, porque “está en shock, hay que hacer ni ruido, y mucho menos decirle nada, no se vaya a molestar”

Si, los tres protagonistas de la historia son muy pero muy molestos.

Créanme que esa no es la manera en la que uno quisiera que sus papás volvieran a juntarse, pero bueno, para lo malitos que están estos personajes de la cabeza, supongo es mejore que nada. Padres que piensan que una vida arruinada es mejor que dos, y que eso es un gran ejemplo para su, de por sí, malcriada hija, por que vamos ¿para que son los hijos si no para entregar tu vida y todo lo que tienes incondicionalmente, aunque ellos no lo aprecien? ¿Qué tan lejos irías para proteger a tu hijo? ¿Lo harías aun cuando sabes de las consecuencias de llevar a cabo una monstruosidad? ¿Cuándo toma tu hijo responsabilidades de adulto?

Le tenía tantas ganas y esperanzas, que me duele que lo único que pensé cuando termino fue “Ay que bueno, ya estaba harto”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s