Review de “Nocturne”, de Amazon Prime Video… Sonata de muerte

Se estrena la tercera cinta de Amazon Prime de la antología “Welcome To The Blumhouse”, “Nocturne”, de la directora Zu Quirke, y se coloca fácilmente como el mejor de los cuatro proyectos. En esta historia, conocemos a Juliet (Sydney Sweeney), una gran pianista clásica, quien, en busca de la fama y grandeza, se involucra en un plan Faustiano, con el que logra superar su terror a la mediocridad, logrando no solo salir de la sombra, si no superar a su hermana gemela Violet (Madison Iseman) en talento, con quien asiste a la misma escuela clásica de música, todo gracias a unas tétricas partituras acompañadas de unas tétricas ilustraciones que parecen indicar el destino de Juliet, y que de manera sutil, van llevando la historia de la mano. Si bien estas partituras podrían verse como un recurso sencillo para construir el guion, terminan siendo una pieza muy efectiva para construir y prever lo que se aproxima, un horror único, una serue de notas misticas que se convierten en una maldición mítica, transmitida de alma a alma que quedará maldita para siempre. Lo que me hace pensar… nunca le digas a alguien que nunca será capaz de lograr lo que se ha propuesto.

Mucho antes de tomar posesión de las partituras, Sweeney nos presenta (de manera excelente) a Juliet como una chica antisocial, quien esta dedicada al cien por ciento a lograr su sueño. A lo largo de su preparación, se puede apreciar la desesperación en su rostro, la intensidad en sus ojos, al punto de que todo esto la lleva en algún momento a perder el enfoque principal hacia la música (llegando hasta a perder el conocimiento al tocar, como si fuera poseída por un ente ajeno que la corrompe) abarcando todo el espectro entre la melancolía y locura.

Quirke, con un gran y prometedor debut en la dirección, nos regala una historia con un toque clásico reconocible, con un alcance creativo fabuloso, incluso en sus más minúsculas decisiones, desde acompañar sus escenas con música incidental que se aleja de la música clásica presentada en la cinta, o cortes muy marcados a nuevas escenas que aparecen en cámara lenta, o mejor aún, el que de pronto nos lance dentro de secuencias que mas bien parecen sueños, un gran trabajo de edición. La directora se manifiesta con una historia tétrica y abrasiva (ahora le tengo miedo a los brillos solares intensos).

Conforme Juliet va logrando sus propósitos, su razón, junto con la trama, comienzan a implotar, cuando por fin, logra superar a su hermana, de quien se ha alejado debido a la adicción competitiva que mantienen entre ellas, dejando atrás cualquier oportunidad de reconciliación. Su relación visceral nos muestra precisamente el enorme vacio formado entre ellas a razón de la extrema pasión que ambas tienen a una forma de arte que las obliga a ser precisas desde chicas, donde muchos especialistas están de acuerdo “solo algunos poseen”.

“Nocturne” es una cinta aterradora, brutal, que cala hondo y profundo, que te mantiene en la orilla del asiento, en una mortal carrera musical, que se maneja entre la realidad y el sueño (o pesadilla), y que deja a Sydney Sweeney como una gran promesa para el futuro inmediato.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s