Review “Maldición en el Tercer Piso”… hay casas que se vuelven malas

Si una de tus fantasías es ver al exluchador “CM Punk” (Phil Brooks) restaurar una casa y ser “metafóricamente” cubierto por fluidos sexuales de la misma, no debes perderte el estreno de “Maldición En El Tercer Piso” (The Girl On The Third Floor). CM y sus muchos, muchos tatuajes, interpretan a Don Koch, un ex abogado que ha pasado problemas con la ley, y quien esta en busca de un nuevo futuro junto a su esposa Liz (Trieste Kelly Dunn) y el bebé que están a punto de tener. Por esa razón, deciden comprar una vieja casona para renovarla y convertirla en su nuevo hogar, lejos de la tumultuosa ciudad, tarea que probará ser nada fácil, ya que la casa, un personaje en la película por derecho propio, tiene sus propios planes, así que cada uno de los nuevos habitantes será puesto a prueba.

Maldición en el Tercer Piso marca el debut como director de Travis Stevens, quien hasta ahora se había dedicado a fungir como productor de cintas de terror de corte indie, y al menos, en cuanto al enfoque visual, logra muy buen trabajo, con tomas amplias de la casa, lo que la provee de una sensación enorme de abandono, así como buen detalle en cuanto a los pequeños eventos, como tener de cerca a Don arreglando varias cosas en la casa, como cuando necesita meter la cabeza bajo el fregadero o las manos en los agujeros de las paredes, sin saber lo que encontrará ahí dentro.

Don es el típico macho DIY (hazlo tu mismo) que cree no necesitar ayuda para las reparaciones, aun cuando es obvio que experto no es, al punto de que cuando su amigo Milo Travis (Travis Delgado) llega a echarle la mano, no puede mas que burlarse de las pocas herramientas que lleva para la titánica tarea. La nueva imagen de la casa comienza a reflejar mucho la propia personalidad de Koch, por lo que se nota la casa comienza a luchar en contra de esta forzada hiper-masculinidad que se respira en la deshabitada residencia, y ahí es donde comienza el recubrimiento asqueroso que lleva a cabo la casa sobre Don, y si, todo lo que le cae encima se puede interpretar como todo tipo de fluidos corporales… TODOS, esto sumado a una hermosa chica, que, sin razón alguna, se la pasa predando a Don, en plena cacería.

Con algunas imágenes capaces de lograr buenos sustos, aunque un tanto mas tirando a lo asqueroso, pero, cuando llegamos al aspecto donde se intenta convertir en una crítica a la masculinidad toxica, “Maldición en el Tercer Piso” se siente como una historia mal desarrollada que se queda corta. Stevens queda como promesa para próximos proyectos de terror, aunque aún deberá demostrar mas capacidad como escritor, donde deberá ser capaz de brindar mucha mas dimensión y complejidad a sus personajes, así como al abarcar los simbolismos que intenta mostrar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s