Review de “Caos: El Inicio”

Muchas veces, destacar en el mundo del cine, con tantos estrenos semanales no es sencillo… encontrar ese algo que te hace diferente al resto de las producciones no siempre es posible, pues necesitas contar con un cast impresionante, un director talentoso, un gran material original con el cual trabajar, y un buen desarrollo de la historia, para así tener una oportunidad en taquilla, y créanme cuando les digo que Chaos Walking, la nueva cinta del director Doug Liman, cuenta con dichos elementos, pero de nada sirve si no logras coordinarlos para hacerlos funcionar a la hora de intentar contar una historia interesante.

Caos: El Inicio es la adaptación de la primera novela de la serie escrita por Patrick Ness (quien también funge como coescritor del guion) y centra su atención en Todd Hewitt (Tom Holland), un joven en una colonia de un planeta conocido como “Nuevo Mundo”. Pero ser hombre en dicho planeta viene con un problema… eres afectado por “el ruido”, una extraña condición que hace cada uno de sus pensamientos pueda ser visto y escuchado. Algunos hombres pueden controlarlo para mostrar cosas que ellos desean, incluso imágenes tan solidas que son capaces de engañar a cualquiera, y Todd parece tener potencial para eso, solo que aún no logra controlarlo completamente.  Solamente una persona es capaz de controlar totalmente el ruido, el Gobernador Prentiss (Mads Mikkelsen), llegando a incluso suprimirlo a voluntad, lo que le permite tener autoridad absoluta sobre lo que parece ser el único lugar habitado de Nuevo Mundo, Prentisstown. Otro problema de este mundo es que las mujeres fueron asesinadas por los habitantes originales del planeta.

Mientras que Todd parece ser uno de los favoritos del gobernador, todo cambia cuando aparece Viola (Daisy Ridley), una exploradora de la segunda oleada de colonizadores que llegan a Nuevo Mundo, y quien se estrello con su nave en la selva. Siendo la primera vez que conoce a una chica, y tras darse cuenta de que los planes del gobernador para ella no son precisamente amigables, decide ayudarla a escapar y encontrar la manera de que pueda contactar al resto de su tripulación. El problema vendrá cuando, pues siendo un joven que nunca había estado en contacto con una mujer, gran parte de las veces sus propios pensamientos lo traicionan, complicando en muchas ocasiones su amistad/relación.

A muchos puede que les llame la atención este par de protagonistas, vamos ¡tenemos juntos a Spider-Man y Rey de Star Wars! Pero termina siendo claro que Feige y Abrams tienen muchas mas tablas a la hora de manejar el talento, ya que aquí, se ve que intentan dar lo mejor de cada uno con el débil material con que trabajaron (o sea, ni siquiera aquí funciona el característico encanto natural de Holland) por lo que ambas interpretaciones llegan a verse demasiado forzadas y muy poco naturales, además de que es poco funcional que, siendo Viola el “único” personaje femenino, sea tan desdibujado. Todd se la pasa, o disculpándose por sus pensamientos (y si, llega un momento en que el constante “ruido” pasa a ser bastante molesto), o lamentándose no poder escuchar los pensamientos de Viola, en lugar de, como seria lo normal, simplemente preguntarle que piensa, por lo que nunca llega una real conexión con ellos, ya que es casi imposible llegar a conocerlos para empatizar.

Fuera de funcionar para alguna que otra cosa chistosa, el “ruido” de pronto no es consistente con su funcionamiento, a veces es terriblemente exagerado, a veces no se oye (aunque pudiera parecerte que debería) y el saber que también puede ser usado para engañar a otro, muchas veces te hace preguntarte por que no lo utilizan entre ellos, además de que los terribles efectos especiales que lo conforman no ayudan en nada, mas que para llegar a molestarte con su continua presencia en pantalla. ¿Dónde quedan los conflictos con la autonomía personal o la masculinidad toxica, tan fácilmente explotables con un recurso así? Liman se preocupa muy poco en descubrir en que afecta esto a Todd, además de que Viola esta tan metida en su misión, que esta condición pareciera terminar siendo completamente intrascendente para ella.

David Oyelowo, Cynthia Erivo, Demián Bichir, y Nick Jonas complementan el resto del cast, y ni siquiera su presencia es capaz de darle el punch necesario para ser una cinta interesante y/o bien lograda, ya todos terminan pasando sin pena ni gloria por la pantalla.

Creo que no podría pensar en este estreno en algo más que ruido, o en un complete caos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s