Review de «En Guerra con mi Abuelo»

¿En que andaba pensando Ud. Señor DeNiro?

Es el tipo de pregunta que siempre me hago cuando veo a actores de su altura en películas como “En Guerra con mi Abuelo” ¿o será que nunca les ha tocado una entrevista de trabajo donde les digan que están sobre calificados para el puesto? Y no solo es el, también tenemos a Christopher Walken, Uma Thurman y Jane Seymour… ¿en serio les hace tanta falta la lana?

Pero pues esa es la realidad de uno de los estrenos de esta semana, una cinta familiar benigna y completamente olvidable con un hilo conductor completamente arcaico… Una familia de cinco, acomodada, viviendo en un agradable suburbio, en una casa bastante grande para que puedan llevarse a vivir al abuelo cómodamente, que cabe decir es un tipo bonachón, consentidor y agradable, ¿pero resulta que el hijo decide hacer de su vida un infierno por que quiere de regreso su cuarto? Ese asunto se resuelve con unas nalgadas y seis semanas de castigo…

“En Guerra con mi Abuelo” esta basado en un libro infantil de Robert Kimmel Smith, cuya premisa, de la que ya hablamos, no pasa de sentirse como un terrible ejemplo de “problemas de gente de primer mundo”, en el que el problema, es que las risas, de las que debería estar plagada la cinta, nunca llegan, en lugar de eso, solo te preguntas “¿Qué clase de nieto trata así a su abuelo?” (ya se que muchos, pero no es algo que quiera ver en una comedia).

Oakes Fegley interpreta a Pete, el hermano de en medio, quien tiene que lidiar con los problemas de empezar la secundaria junto a su grupo de amigos, Pero cuando su abuelo Ed (DeNiro), comienza a tener problemas de actitud, su madre Sally (Uma Thurman) decide llevarlo a vivir con ellos en lugar de llevarlo a una casa de retiro (todo siempre ocasionado por los temas cliché de las películas donde tratamos con ancianos… no poder usar un teléfono inteligente para pedir un taxi, empezar a manejar mal, no saber usar las máquinas de auto cobro de una tienda, no poder leer noticias en iPad, pero vamos, al menos al ser familiar, nos libramos de la broma con Viagra) con lo que no salimos de ver a los viejitos como inútiles disfuncionales en el mundo moderno para lograr risas baratas… todo esto conduce a que Pete tenga que dejarle su cuarto para mudarse al ático (que ¿en serio el papá no pudo  dedicarle un fin de semana junto a el para dejarlo bonito y habitable, arreglar las goteras y sacar a los ratones y murciélagos?).

Es entonces en ese momento cuando los amigos de Pete le sugieren que comience una guerra de bromas pesadas como declaración de guerra para que Ed le regrese su cuarto… sin crear un poco de tensión en el asunto, simplemente por que el mocoso caprichoso no quería que las cosas sucedieran así, sin provocaciones, lo que en vez de dejarnos con un niño que pelea por defender lo que le pertenece, es simplemente un niño petulante y molesto al que nunca apoyarías en su “misión”.

Creo que mas que risas, esta película me genera una preocupación en que algún niño pudiera llegar a sentirse con derecho a poner en practica alguna de estas bastante peligrosas bromas en alguno de sus familiares de edad, sobre las cuales me parecería mas importante mostrar respeto, y que, en una comedia de este estilo, podríamos tener una “guerra” bastante más entretenida y simpática.

Al menos en su interpretación en “Dirty Grandpa”, DeNiro tenia un personaje que sabia lidiar con las consecuencias de sus acciones, porque así lo decidía, y no era un abuelo cariñoso como Ed, uno que muchos ya quisieran tener.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s