Review de “Espiral”… el Juego del miedo continua

Hemos llegado a la novena entrega de la sangrienta saga de Saw (El Juego del Miedo), misma que nunca ha dejado de sorprendernos con las distintas maneras que han encontrado los guionistas para torturara sus insospechadas víctimas, sino que, además, en este nueva entrega, se da el lujo de agregar nombres más pesados dentro de la industria de Hollywood, como Chris Rock, quien también funge como productor, Samuel L. Jackson, y Max Minghella, lo cual no podemos negar, si le da un poco más de cache, aunque mi pregunta seria ¿lo necesita? ¿o estaba bien siendo una franquicia de nombres menos llamativos?

Espiral llega, si como obvia continuación de la saga, pero mas que una secuela, intenta dar nueva vida y mostrarnos todo lo que sucede con el legado de John Kramer desde una nueva perspectiva. Mucho de este entusiasmo por inyectar nueva vida a la historia, viene del mismo Chris Rock, quien se presenta como uno de los mas grandes fans de esta, por lo que también, se encargo de traer de regreso a Darren Lynn Bousman, director de las entregas de la 2 a la 4, así como a Oren Koules y Mark Burg, productores originales de la saga. Entonces ahora, en lugar de estar inmersos en la misión de supervivencia de alguno de los involucrados, vemos la historia completamente desde fuera, siguiendo al Detective Zeke Banks (que, como toda buena película de policías, recibe a un nuevo compañero, al novato detective William Schenk (Max Minghella), y las torturas de las involucrados, las vamos viendo conforme son atrapados o cuando descubren sus cadáveres.

Como es costumbre de la saga, desde el inicio de la película nos deja muy claro a que nos vamos a enfrentar, ya que la tradición de comenzar precisamente con un de los sangrientos “juegos” (solo rota, si no me equivoco, en dos de las 9 entregas) cuando un policía, quien perseguía a un ladrón de bolsos, despierta para verse atrapado, sobre las vías del metro, y cuya única opción para escapar, es dejarse caer, para así arrancarse la lengua, la cual esta sujeta a un aparato de metal, y así poder quitarse de las vías… ¿sutil? Para nada… Saw nunca se ha distinguido por serlo.

Como a seguramente muchos de ustedes, la noticia de que el protagónico de la historia seria Chris Rock, me hizo un poco de ruido, ya que, no creo que solo en mi cabeza, lo tengo catalogado como un escandaloso cómico simpaticón, que aún en papeles mas “serios” (Arma Mortal 4) siempre termina fungiendo como el personaje chistoso… pero no, en esta ocasión, Rock se nos presenta como un detective rechazado por sus compañeros por siempre intentar ser un policía recto, además, de que el hecho de ser hijo del ex jefe de policía (Sam Jackson) no le ayudaba en mucho, por lo que su actitud es bastante ruda, convirtiéndose en cruda una vez que sus compañeros comienzan a desaparecer, dejando en claro, que un nuevo imitador de Jigsaw esta en la ciudad, en búsqueda, no solo de sangre, si no de varias partes corporales de policías corruptos.

En el departamento de personajes secundarios, Minghella, a quien conocemos por su participación en “The Handmaid’s Tale”, se sigue presentando como un importante talento a seguir y que parece tener una prometedora carrera. Ahora, el tener a Samuel L. Jackson en cualquier cinta siempre es algo que se agradece, pues es capaz de interpretar cualquier personaje que se le ponga enfrente, y es ahí donde viene el GRAN “PERO” que le pongo a la historia, y no, no se equivoquen, no es Sam como tal, sino su presencia, esa famosísima sombra de fama y talento suya, de pronto parecen ser demasiado grande para esta franquicia, por lo que verlo en pantalla, es un enorme distractor, al punto de que es más fácil pensar que es la precuela donde vemos el trabajo anterior de Nick Fury antes de ser director de SHIELD… ¿explico mi punto? A mi parecer, esta saga se mueve mucho mas fluido con talentos un poco mas desconocidos, o al menos, de un perfil más bajito.

Los fans de Saw creo quedarán encantados, pues seguimos saliendo empapados de sangre de la sala una vez que la función termina, y aquellos que no soportan la idea de sangre y tripas, o saldrán con el estómago revuelto, terminarán ignorándola como seguro han hecho con otras del estilo. Por mi parte, me emociona ver esta bien intencionada bocanada de aire de fresco, y me da buenas esperanzas para “SAW X”, la cual ya comenzó su producción, ahora que nos acercamos a celebrar el 20 aniversario de esta sangrienta y legendaria historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s