Review de “Rápidos y Furiosos 9″… Somos indestructibles

Vaya que la franquicia de Rápidos y Furiosos ha recorrido un largo camino desde su estreno en 2001, en donde la acción basada en autos veloces y carreras clandestinas poco a poco fue tomando forma hasta volverse en una especie de superhéroes en coches que vivían las aventuras más extrañas y explosivas de todas, y que han dejado a su paso, una ganancia en taquilla de mas de cinco mil millones de dólares, y por lo que no es raro que estemos a nada del estreno de su novena entrega. Una vez más, después de haber dirigido la horrible Tokyo Drift (la 3, que en realidad debería ser la 7), FF4, Fast 5 y FF6, Justin Lin se encuentra una vez más detrás del volante con un guion coescrito con Daniel Casey. Y vaya que encontraron como ir más allá… mucho mas de lo que ya nos habían mostrado.

Después de su anterior misión, Dom (Vin Diesel) y Letty (Michelle Rodriguez) habían decidido alejarse de la vida tanto de crimen como de misiones secretas encubiertas para vivir en paz criando al pequeño Brian, pero cuando el avión de Mr. Nobody (Kurt Russell) es atacado y una poderosa arma robada, deberán volver una vez a las andadas para ayudar a sus amigos Roman Pearce (Tyrese Gibson), Tej Parker (Chris “Ludacris” Bridges) y Ramsey (Nathalie Emmanuel) a recuperarla. Pero como las cosas ni pueden ser sencillas, Dom descubre que uno de los villanos a los que se enfrenta en su hermano Jakob (John Cena), y por si se necesitara un poco mas de complicación, Cypher (Charlize Theron) andará por ahí, rondando cerca, por que pues #VenganzaYPoder. La reunión familiar no podía estar completa sin el regreso de Mia (Jordana Brewster) quien dejara a Brian cuidando a todos los niños en casa para ir a patear traseros. En un movimiento sorpresa, que no es spoiler, sale en el trailer, es el regreso de Han Sung Kang), quien tiene en su poder algo que los villanos necesitan para completar su plan… ¿Qué es? ¿Cómo regreso de entre los muertos? Eso ya tendrán que descubrirlo ustedes. Toretto tendrá que enfrentar su pasado, así como las decisiones que lo llevaron a desterrar a su hermano de la familia Toretto, para poder poner a los suyos fuera de peligro.

Como ya nos tiene acostumbrados en últimas entregas, F9 debe lidiar con un colectivo de villanos con intenciones y planes exageradamente complicados, en los que esta involucrada una nueva tecnología que puede destruir al mundo con el toque de un botón, por lo que solo las habilidades del equipo de Toretto pueden salvar al mundo… pero lo mas importante de estas cintas no es el contexto, no es intentar comprender el malévolo plan, ni tratar de seguir la trama, estos son simples excusas que nos permiten tener una cinta plagada de escenas de acción que nos emocionen con lo descabelladas que son. Obvio tampoco se rompan la cabeza intentando explicar y relacionar las leyes de la física… eso no existe en este universo, ni queremos que lo haga. Pura y fantástica diversión sin sentido llena de explosiones y persecuciones a muy alta velocidad. Lo que podríamos notar como interesante y diferente en esta ocasión, es que por fin tendremos un vistazo al pasado de Dom, donde por fin conoceremos a su padre, así como el evento que lo llevo a alejar a Jakob durante su adolescencia, nada complicado, con un giro predecible, pero que siempre intenta agregarle tantito sentimiento y emoción a todo el asunto de “familia” que siempre ha sido el sello de la saga. (Además de que te hace preguntarte ¿Qué demonios les deban de comer en esa casa para que los hijos fueran de ese tamaño?).

Lo que si les puedo decir, es que sin importar si ahora lidiamos con una carrera en un campo minado, imanes gigantescos que atraen hasta camiones blindados o un espontaneo (y muy esperado) viaje al espacio, nada supera ver a la matriarca de los Shaw, Magadelene (Helen Mirren), manejando a toda velocidad a través de las calles de Londres. Si sabes que lo que vas a ir a ver es una cinta que lo único que busca en emocionarte con increíble acción te prometo pasaras un gran rato, que además, nos prepara para la siguiente entrega (o “entregas”, ya que dijeron que 10 y 11 son técnicamente una sola cinta partida a la mitad). Y les prometo reírse mucho con Roman y Tej, que como nos tienen acostumbrados, son una gran pareja cómica.

Siéntanse seguros de regresar al cine (obviamente tomando todas las medidas necesarias) y láncense este fin de semana a ver “Rápidos y Furiosos 9”, mucho mejor si pueden hacerlo en Imax.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s