Review de “Free Guy”

Tras muchos años y varios intentos, hay una verdad indiscutible en Hollywood, y esa es, que las adaptaciones de videojuegos a la pantalla grande, con muuuuuy contadas excepciones, suelen ser fallidas, de esos pocos casos donde la critica especializada y el publico pueden llegar a coincidir, pero entonces llega “Free Guy”, una cinta de videojuegos completamente distinta, donde en lugar de adaptar un juego en específico, los guionistas Matt Liberman y Zak Penn, hacen del personaje principal de la historia a un NPC (Non-Playable Character, Personaje no jugable) de esos que abundan de fondo en los videojuegos, en esta ocasión, en un shooter de mundo abierto llamado “Free City”, el personaje principal. Es Shawn Levy el director el encargado de traer este mundo virtual a la vida, el cual si, es una versión muy surrealista de nuestra realidad, pero cargada de mucha humanidad. Free Guy es una cinta muy entretenida, encantadora, llena de acción, risas, y aunque suene raro decirlo en una cinta de este género, con muchísimo corazón, todo esto, con Ryan Reynolds al centro, balanceando perfectamente comedia y acción.

En Free Guy, conocemos y seguimos a Guy (Ryan Reynolds) un personaje no jugable, cajero del banco junto a su mejor amigo Buddy (Lil Rel Howery). Todo parece ir de acuerdo a la programación, hasta que aparece una jugadora apodada “MolotovGirl”, Millie en el “mundo real” (Jodie Comer) lo que hace que su programación comience a cambiar. Decide conseguirse unas gafas (que solo los jugadores pueden utilizar) y al hablar con ella, se da cuenta que, para poder ayudarla, necesita subir de nivel, cosa que en el videojuego sucede cuando los jugadores hacen cosas malas, pero el decide ser el héroe de su propia historia, y comienza a lograrlo al solo llevar a cabo buenas acciones. Todo esto comienza a convertirlo en una celebridad dentro del mundo de los videojuegos, y Millie, quien realmente esta en el juego buscando pruebas para una demanda que tiene en contra del dueño del juego Antwan (Taika Waititi), de la empresa Soonami, pues esta segura que el robo el juego que ella y su amigo Keys (Joe Keery), quien trabaja para Antwan, diseñaron y es usado como base para Free City. Es así como Guy y Millie comienzan esta casi imposible búsqueda antes de que Antwan pueda destruir la evidencia.

Free Guy tiene el acierto de contarnos una historia original en lugar de adaptar un juego en particular, que simplemente tiene la curiosidad de estar dentro de un juego de video. Esto dio total libertad a los guionistas de no tener que pensar en las limitaciones que establecen los títulos una vez que dan la autorización para la adaptación, pudiendo así contar la historia que querían. Esto se convierte en una muy divertida comedia de acción y libre albedrio, con una historia redondita que nos regala una grata experiencia.

Ryan Reynolds, quien tiene esa capacidad de crear personajes carismáticos y terriblemente ingenuos, llena la pantalla de un optimismo, que en estas épocas, parece muy necesario, con todo y que no sale de ser “un personaje de Ryan Reynolds”, muy parecido a varios que le hemos visto infinidad de veces, pero es innegable que funciona perfecto dentro de la historia, impulsado y respaldado por un buen casting que ayudan a pulir la historia (aunque si, también Taika se mantiene dentro del tipo de personaje que le hemos visto mis veces, ahí si me hubiera gustado ver algo un poco distinto, pero aún así es funcional).

Ahora, ¿en qué parte me perdió un poco? Cuando intentamos mostrar el impacto que crea Guy en el mundo real, donde en lugar de mejor ocupar a personajes que representen a jugadores casuales, quisieron atascar la pantalla con “streamers” quiero llamarlos… personajes “influencers” del mundo de los videojuegos, en momentos que no pasan de ser fan service para la generación actual, pero ¿se supone debo conocerlos? ¿debe importarme que estén ahí? Terminan siendo momentos desperdiciados que se sienten terriblemente apegados a un texto. Toda mejora, y esto se puede olvidar, gracias a los sorpresivos cameos de grandes estrellas de Hollywood (estén atentos a ellos, hay unos casi indetectables) y son bastante divertidos.

Free Guy es creativa, emocionante y posiblemente una de las mejores cintas de videojuegos hasta el momento. Fresca y original, tanto, que no necesitas saber nada de juegos de video para disfrutarla, pues es manejada como un tema universal y maneja sus temas de manera muy humana.  Definitivamente, se convierte en una gran sorpresa y una de las mejores cintas del verano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s