Review de “Sin Tiempo Para Morir”, la última misión de Daniel Craig como James Bond

Después de mas de un año de espera para el tan atrasado estreno de “Sin Tiempo Para Morir”, la película número 25 del mas famoso detective de todos los tiempos, James Bond, podría simplemente decirles (pero no solo haré eso) que vaya que es una gran película y un digno cierre y despedida para Daniel Craig en el papel, acción continua durante sus casi tres horas de duración, fina en su ejecución, dotando de mucha alma a Bond en esta aventura final… además de muchas sorpresas que te tendrán al borde del asiento. Muy a la altura de lo logrado con “Casino Royal”.

Este Bond ha sabido incorporar elementos que han funcionado perfecto en otras sagas, desde “Misión Imposible”, pasando por “Bourne” y hasta con toques de “Rápidos y Furiosos” (hablo en términos de velocidad, no se me espanten) para darle mayor intensidad a las películas, pero siempre con su toque personal, únicos en su clase… la exacta cantidad de peleas, excelentemente coreografiadas e intensas, grandes escapes imposibles e hipnotizantes persecuciones, increíbles gadgets y hasta momentos chistosos gracias a las ingeniosas respuestas que han caracterizado a Bond… ¡Ah sí! Y un terrible plan para conquistar al mundo, en la que, hasta ahora, es la cinta mas larga del personaje, tiempo que se pasa como si nada. Su director, Cary Fukunaga logra un buen balance de todos los elementos y detalles.

“Sin Tiempo Para Morir” nos transporta de inicio a la infancia de Madeleine (Léa Seydoux) y la catástrofe vivida a manos de un misterioso hombre de mascara blanca, quien parece tener un severo problema que resolver con su padre, quien es parte del secreto pasado del nuevo amor de Bond (Daniel Craig), y como todo buen pasado, este siempre regresa por ti, en este caso, un secreto ligado a una cadena de venganza. Aparte de esta nueva amenaza, SPECTRE vuelve a amenazar una vez mas la vida de James… ¿pero? ¿Cómo sabían donde encontrarlo? ¿Será que verdad que a quien mas quiere fue capaz de traicionarlo? El enojo pasivo de ese dolor lo hará tomar decisiones apresuradas, a causa de una confianza siempre fracturada… Estando ya retirado del MI6, esta nueva misión comenzará junto a su amigo Felix Leiter y la CIA, llevando a Cuba para detener el peligroso Proyecto Heracles… una prueba de que aún las mejores intenciones, de personas cercanas y que creemos conocer y en quienes confiamos, pueden ser parte de mas obscuros secretos. Una vez más, el orden mundial se ve amenazado, dejando solo a un retirado Bond para salvarlo.

Uno de los grandes recursos, aún a pesar de su corta aparición en pantalla, es la elección de Ana de Armas como “Paloma”, el contacto de Bond en Cuba, demostrando que la química mostrada entre ellos en “Knives Out” no fue ninguna coincidencia, y si, hubiera sido fabuloso verla durante mas tiempo en pantalla, además de ser la prueba de que este James enamorado, le ha bajado unas rayitas a su status de “todas mías”, para mantener al margen las criticas actuales de las que pudo ser blanco, y aún así, estos dos funcionan a la perfección.

Rami Malek es el villano Lyutsifer Safin, una larga y pesada sombra que se hace sentir a lo largo de toda la cinta, con la piel dañada y el tono estoico de voz, hipnóticamente siniestra, toda la diferencia por ejemplo del “Raoul Silva” de Javier Bardem en Skyfall. Un temible y digno villano final, tan terrible, que todos los anteriores parecen no tener la más mínima oportunidad ante él.

Otra nueva adición al universo de Bond es Lashana Lynch, quien interpreta a Nomi, una dura y cortante nueva agente del MI6 de la era post-Bond, heredera del código 007, y cuya competencia con el regreso de Bond, pasa de “agresiva” a respetuosa, y mejor aún, dejando claro que el código, no es nada más que un número, James nunca dejará de ser Bond, y eso es un hecho innegable, lo verdaderamente complicado para él, es saber como manejarse en un mundo que el ha decidido dejar atrás, mismo que nunca ha dejado de avanzar. Y a pesar de todos los cambios, “Sin Tiempo Para Morir” es, en su centro, una tradicional cinta de James Bond, parte del placer, que además no es solamente en su tiempo de duración lo que la hace sentir épica, si no la justicia que logra a la estocada emocional que nos provoca el saber que es la salida oficial de Daniel Craig del papel.

Bond regresa para salvar al mundo, a Madeleine y a si mismo… ¿logrará las tres? Solo puedo decir que la escena final es poética, un Karma a todas las acciones de una vida, y la primera vez, que tengo ganas de soltar lagrimita en una película del 007.

“No Time To Die” es una promesa cumplida, y el final de la saga de Daniel Craig, en la manera mas honesta y extravagante posible.

P.D. Gracias Billie Eilish por darnos uno de los temas mas equis, aburridos y sin chiste de la saga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s